Fri07102020

Last updateThu, 09 Jul 2020 1pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Home > Canal Argentina > Crece el consumo de fertilizantes en Argentina.

Canal Argentina y Uruguay

Crece el consumo de fertilizantes en Argentina.

El consumo de fertilizantes en Argentina alcanzó entre enero y agosto 1,53 millones de toneladas, lo que significó un crecimiento de 50% en comparación con el mismo periodo del año pasado, y representó una inversión de US$ 600 millones.

Que a su vez fue 17,7% superior a la del periodo anterior, informó la asociación civil Fertilizar, formada por empresas, instituciones, asociaciones de productores y universidades.

"La principal razón de este crecimiento es la recuperación en las dosis de fertilización de trigo y cebada, que son dos cultivo que se siembran y fertilizan entre mayo y agosto", destacó a Télam el presidente de Fertilizar, Jorge Bassi, quien indicó que "en estos cultivos se recuperaron dosis históricas de fertilización, porque mejoraron las condiciones de comercialización del trigo, con la quita de retenciones para su exportación, y las relaciones entre el insumo y el producto".

Parte de la mejora en esa relación se debió a que, según Bassi, "hubo un baja de 20% en dólares en el precio de los fertilizantes para la campaña actual".

De acuerdo con el Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada 2014/15, elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, "la utilización de un alto nivel de tecnología aplicada a los principales cultivos del sector agrícola argentino cayó 35% entre 2010 y 2015", y "el deterioro responde al incremento que los productores sufrieron en los costos de los insumos para cada campaña, que -en el caso del trigo- hizo que para mantener un alto nivel de métodos tecnológicos se requiera emplear el doble de producto".

Bassi explicó que como consecuencia de la caída en las dosis de fertilizantes aplicados a los cultivos, por ejemplo, "el año pasado se vendió una gran cantidad de lo producido como trigo forrajero, que es el que se emplea para la alimentación animal porque la calidad del mismo no daba para hacer pan".

Esto trajo aparejado un menor ingreso para los productores, porque la diferencia de precios entre el trigo forrajero y el que tiene calidad para hacer pan fue de 15% en 2015.

En cambio para la campaña actual, "una de las posibles consecuencias del mayor consumo de fertilizantes es que el trigo recupere los estándares de calidad que se habían perdido en la campaña pasada por su déficit en fertilización, lo que hará que Argentina coloque su producción en el exterior a mejores valores relativos".

El ejecutivo destacó que "se va a mejorar la calidad del año pasado, que fue la peor en los últimos 40 años", porque, aseguró, "el aumento de fertilización incrementa la proteína del trigo".

Otro informe, de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, remarcó que luego de que en las últimas campañas la estrategia productiva fue reducir al mínimo los insumos aplicados, la región núcleo sale de "la estrategia de trinchera".

En el mismo se destaca que "retorna la alta tecnología en busca de nuevas potencialidades en rindes y calidad", y se precisa que "el trigo es el primer testigo, ya que se lo está fertilizando muy bien y el objetivo es obtener una mercadería excelente". Para concluir: "El favorable cambio en la relación insumo-producto no deja lote afuera de la fertilización este año".

"Volvió la agricultura de calidad", afirmó a su vez Cristian Russo, de la GEA, quien remarcó que "en este año hay un cambio notable, se está dando vuelta esa página y se está volviendo a utilizar alta tecnología".

Russo remarcó a Télam que "se quebró la historia de los últimos años, que fue de terror, y volvió la agricultura apuntando a objetivos importantes, de calidad". También recordó que "el año pasado 1,3 millones de hectáreas se dejaron de cultivar porque no daban los costos para hacer control de malezas, ya que el cultivo no lo pagaba".

Por su parte, Bassi señaló que "nunca se busca vender trigo forrajero" y que "Argentina tiene como objetivo exportar producto para pan", y estimó que "en maíz y soja también habrá un aumento de fertilización, no tan considerables pero sí importante como para tener un efecto positivo en la producción total del granos del país".  
(Fuente: Telam)