Canal Argentina y Uruguay

FMI: la inflación en Argentina será del 25,6% en 2017 y 18,7% para 2018.

El Fondo Monetario Internacional ( FMI ) prevé que la inflación en la Argentina cerrará este año en 21,6%, por encima del compromiso del 12-17% asumido por el Banco Central (BCRA).

El Fondo mantuvo su proyección de crecimiento para el producto bruto interno (PBI) en 2,2% este año, "gracias al mayor consumo y a la inversión pública". Ese pronóstico, el mismo que el FMI ofreció en enero, cuando recortó medio punto la proyección anterior, está por debajo de la meta fijada por el gobierno de Mauricio Macri, que en el presupuesto estimó una expansión del 3,5 por ciento.

Para 2018, el Fondo proyectó un crecimiento apenas mayor, del 2,3%, gracias al "gradual repunte de la inversión privada y las exportaciones"; una inflación del 17,2%, y un desempleo del 7,3%, una décima menos que la estimación para este año.

Las cifras quedaron plasmadas en el Panorama Económico Mundial (WEO, según sus siglas en inglés), el tradicional informe con las proyecciones del organismo sobre la economía mundial que se publica dos veces por año.

Ayer, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, ratificó en Buenos Aires la meta oficial de inflación, al afirmar que "es cumplible". El relevamiento de expectativas de mercado (REM) del Central está más cerca de los pronósticos del Fondo que de las metas oficiales: para este año, el último consenso arrojó un crecimiento del 2,8% y una inflación anual del 21,2%.

Roberto Cardarelli, el economista italiano del FMI a cargo del análisis de la Argentina, dijo que las "presiones inflacionarias, mayores de las esperadas", pueden ser un riesgo para la economía y recortar el tibio rebote que despuntó a fines del año anterior.

El Fondo había estimado en octubre último que la inflación terminaría este año en 20,5%. El nuevo pronóstico refleja el recalentamiento de los precios, en particular, el repunte de la llamada "inflación núcleo", que excluye subas estacionales o de precios regulados, que llevó al Banco Central a subir la tasa de interés de referencia al 26,25% anual.

Tras dos años de contracción, América latina aparece ahora un poco menos firme respecto de las últimas proyecciones del organismo, aunque en crecimiento. La región se expandirá un 1,1% este año, una décima por debajo del pronóstico anterior. El crecimiento se acelerará el año próximo al 2,3%, según el organismo. Luego de una profunda recesión, Brasil, principal socio comercial de la Argentina, crecería un 0,2% este año y un 1,7% en 2018. (Fuente:  La Nación)