Canal Argentina y Uruguay

Argentina: plan canje para celulares.

El Gobierno se reunió con representantes de los principales operadores telefónicos para avanzar en el “plan canje” de celulares, que adelantó la semana pasada el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad.

Según fuentes oficiales el plan se amplió a la instalación de antenas y celdas de telefonía celular, muchas de las cuales se pondrían en edificios públicos, para potenciar la infraestructura telefónica y que mejoren las comunicaciones móviles.

“Hoy se cortan las llamadas celulares. Hay que terminar con eso”, aseguraron desde el Gobierno. Y recordaron que el presidente Mauricio Macri llama habitualmente al ministro Aguad para recordarle que “no funcionan los celulares”. 

Los ministros Aguad y Francisco Cabrera -de Producción- se reunieron ayer con representantes de Telefónica, Telecom y Claro.  Allí se mencionó que el plan es “canjear dos millones de aparatos para personas de bajos recursos” y que “en los últimos tiempos los teléfonos celulares bajaron su precio en dólares un 55 % en la Argentina”, que rondarían los US$ 70 por unidad. 

Además, se planteó que los fabricantes de Tierra del Fuego están en condiciones de encarar la producción de esos terminales, ya que ahora tienen capacidad para pagar a sus proveedores extranjeros; y se estableció que las inversiones para pagar esos terminales y la infraestructura celular serán hechas por los operadores telefónicos.

El objetivo del Gobierno es que el plan arranque antes de fin de mes, para que puedan migrar los abonados a terminales celulares 4G, que usan redes de tercera generación (3G) para llamadas de voz y de cuarta generación (4G) para las transmisiones de datos e Internet. Eso permitiría descomprimir las redes y morigerar los cortes en las llamadas móviles, que se volvieron en un problema para los usuarios y también para el Gobierno.

Los operadores telefónicos le pidieron a los ministros Aguad y Cabrera poder alquilar el espectro radioeléctrico que el gobierno kirchnerista le transfirió a la empresa estatal Ar-Sat, luego de que el grupo Vila-Manzano desistiera de pagar los US$ 506 millones que había ofertado en la subasta de frecuencias 3G y 4G de fines de 2014.

Sin embargo, las fuentes oficiales no coinciden en cuál será la posición del Gobierno en cuanto al alquiler de las frecuencias a las telefónicas, ya que un sector plantea alquilarlas por tres años, mientras que otro sector del Gobierno sostiene que los operadores móviles ya tienen suficiente espectro radioeléctrico como para mejorar la calidad del servicio.

La reunión de ayer entre los funcionarios del Gobierno y los ejecutivos de los operadores telefónicos avanzó en la conformación de un equipo técnico para implementar el plan en el curso de los próximos 30 días, que no se llamaría “plan canje”, aunque este proyecto lanzado por el ministro Aguad todavía no tiene otro nombre. (Autor: iEco Clarín)