Canal Argentina y Uruguay

Crisis de Brasil preocupa en la industria argentina.

La Unión Industrial Argentina (UIA) manifestó sus inquietudes. “En 2015 las exportaciones industriales hacia Brasil cayeron de manera generalizada", comentaron..

Desde el Gobierno argentino y desde la industria manifestaron ayer su preocupación por la crisis en Brasil, como un aspecto que por cierto perjudica al país.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, manifestó que era “preocupante”, y destacó que no iba a opinar sobre la corrupción y los procesos judiciales que mantienen un cerco sobre el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva y sobre su sucesora Dilma Rousseff. Pero señaló a una radio local: “Brasil preocupa, por supuesto, es nuestro socio estratégico número uno, cualquier cosa que pase en Brasil, sea político o económico, repercute acá”. También la canciller Susana Malcorra dijo a Clarín que la situación vecina los mantenía “preocupadísimos” mientras que hace unos días había apelado a la frase de que si Brasil “estornuda”, Argentina se “resfría”.

La Unión Industrial de Argentina (UIA) expresó también sus inquietudes. “En 2015 las exportaciones industriales hacia Brasil cayeron de manera generalizada (-21%) y 2 de cada 3 dólares que se perdieron por exportaciones ese año correspondieron a dicho destino”, lamentó en un informe sobre “potenciales riesgos de corto plazo para el empleo” en Argentina.

Con todo, hay distintas lecturas sobre lo que está ocurriendo. El miércoles próximo, el embajador de Mauricio Macri en Brasilia, Carlos Magariños, asumirá el cargo, con varios objetivos, entre ellos el comercial. Clarín sabe que mantiene una cautelosa mirada sobre los hechos vecinos por diversas razones.

Una de ellas es que si bien la crisis económica brasileña afecta en el corto plazo a las manufacturas sofisticadas que la argentina exporta a Brasil –como automóviles– también es la oportunidad para que las empresas vengan a hacer inversiones a este país, si se encamina bien el acuerdo con los fondos especulativos y se estabiliza el rumbo económico.(Autor: iEco Clarín)