Canal Argentina y Uruguay

Panorama de la actividad económica en Argentina.

Las perspectivas para el nivel de actividad económica en Argentina son poco alentadoras este año, según un informe presentado este viernes por la consultora Ecolatina.

El fenómeno se vio reflejado en la participación de este canal, que pasó del 0,02 por ciento hasta el 0,1 por ciento. Para Asbanc, “estas cifras ponen en evidencia la preferencia de las personas por canales más eficientes, pues reducen los costos de transacción vinculados al transporte hacia una ventanilla”.

“Teniendo en cuenta la alta penetración de los teléfonos móviles, la creciente disponibilidad de conexión a Internet y la gran cantidad de establecimientos comerciales con puntos de atención bancaria, estos canales vienen desplazando a las oficinas” en niveles de crecimiento, añadió.

Cabe recordar que Asbanc lanzó el 16 de febrero pasado BIM, una billetera móvil que emplea tecnología de Ericsson desarrollada con el Ministerio de Finanzas, la Superintendencia de Banca y Seguros y los operadores móviles que puede ser utilizada tanto en teléfonos básicos y inteligentes.

Por su parte, las transacciones realizadas vía Internet crecieron 43,9 por ciento hasta 220.262 millones (67.492,5 millones de dólares) en el período comprendido entre marzo de 2015 y febrero del corriente año. En este caso, su participación en el total del 5,05 al 7,05 por ciento en esos once meses.

- See more at: http://www.telesemana.com/blog/2016/04/13/peru-transacciones-por-banca-movil-crecen-441-en-un-ano-hasta-us-972-millones/#sthash.3Smouw2d.dpufLa inyección de capital será destinada a incrementar en más de 40% la
capacidad de producción en la planta argentina, básicamente sumar maquinarias
y equipamiento para la producción de una nueva línea de neumáticos de alto
valor agregado. Se trata de la línea Ecopia EP150, que promete ser una
variedad "eco-friendly".

De la mano del aumento de la capacidad, Bridgestone prometió la creación
de nuevos puestos de trabajo. Este año incorporará su staff, que suma 1.500
empleados en la Argentina, 250 nuevos empleos.

El plan, además, tiene el objetivo de incrementar las ventas al exterior
desde la planta lomense. Con las nuevas mejoras y mayor producción, la firma
buscará incrementar en los próximos cuatro años sus exportaciones hacia los
países de América latina, en especial Brasil, pero con el foco puesto en el
gran mercado de Estados Unidos.

Al celebrar el centenario de la multinacional, que nació como Firestone
y en 1988 fue adquirida por el grupo japonés Bridgestone, y los proyectos de
inversión, Macri saludó la apuesta por el país y remarcó que "estas son las
empresas que necesitamos para apuntalar el crecimiento que necesita Argentina".

Ponderó, además, de manera positiva la Escuela de Negocios que funciona
desde 2013, y por donde pasaron más de 6000 estudiantes, en el mismo predio
de la planta, situada en Camino de Cintura y la avenida Antártida Argentina,
en la que se formaron decenas de empleados de la empresa y clientes,
principalmente de sus centros de servicio.

Las autoridades de Bridgestone aprovecharon el centenario y la visita
presidencial para anunciar que esa escuela será a partir de ahora una
Universidad Corporativa, con la que buscará "unificar y potenciar todas las
actividades y niveles de capacitación" de Bridgestone Argentina.

Según se informó, la iniciativa es la primera en su tipo, no solo de la
industria del neumático local, sino de América latina, y otorga educación
formal a distancia o presencial, incluye capacitación secundaria, carreras
de grado, terciarios y posgrados. Además, cuenta con alianzas con las
universidades de Lomas de Zamora, la de Belgrano; la Católica Argentina y
la UADE, así como con casas de estudio del exterior.

Macri celebró estas decisiones y animó a otras empresas a seguir el
mismo camino. También se tomó tiempo para recorrer las instalaciones de la
firma, además de dedicar palabras de agradecimiento a dos empleados de la
firma : a uno que hace 50 años trabaja en Bridgestone y otro se jubila este
año y que estaban, emocionados, presenciando el acto.

"La mejora de la competitividad externa no compensa la menor demanda interna (de Argentina) y (la demanda) de Brasil", señaló la consultora.

En el informe "Tercer año de caída para la industria", Ecolatina mencionó que el gobierno del presidente argentino Mauricio Macri optó por "corregir los profundos desequilibrios macroeconómicos heredados en pos de crecer en el mediano plazo".

Este año la consultora prevé una contracción del producto interno bruto de Argentina en torno a 1,5 por ciento.

"El sector manufacturero es clave por su importancia en la generación de valor agregado, empleo y exportaciones", destacó Ecolatina al señalar que en la última década la industria contribuyó más de 10 por ciento del crecimiento del PIB y con la mayor cantidad de empleo formal en Argentina, con casi 20 por ciento.

Recordó además que las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario e industriales representan alrededor de 72 por ciento del total 31,5 por ciento, si se excluye a la agroindustria.

La industria atraviesa sin embargo un periodo recesivo prolongado.

En 2015 la producción fabril se contrajo por segundo año consecutivo, fenómeno que, aunque en otras magnitudes, no se presentaba desde finales de la década de los 90 del siglo pasado.

"Más aún, en los últimos años evidenció un comportamiento de franco declive. El año pasado la producción manufacturera retrocedió a niveles de 2010", consignóla consultora en su informe.

A este escenario se le suma "un probable traspié del sector en 2016. Los primeros indicadores del año no son auspiciosos. En el primer bimestre la actividad industrial se habría estancado, y de hecho en febrero el sector volvió a mostrar caída en términos interanuales".

"Más aún, el repunte de la producción manufacturera en enero estuvo exclusivamente vinculado al aumento de la molienda de oleaginosa. Según datos de la Unión Industrial Argentina, en enero la producción fabril trepó 0,7 por ciento interanual", subrayó.

Ecolatina mencionó que la caída de la producción industrial estuvo asociada en los últimos dos años a múltiples factores, como la pérdida de competitividad externa ante el aumento de los costos internos en moneda extranjera, las restricciones cambiarias y la imposibilidad de remitir utilidades.

A ello se sumaron, según el estudio, la descapitalización en infraestructura y un freno de la demanda externa por la desaceleración mundial y recesión en países vecinos, como Brasil.

El débil comienzo del año augura un periodo difícil para la industria manufacturera, alertó la consultora en su reporte.

"Si los planes del gobierno resultan como lo esperado, el año que viene la demanda interna volvería a estar pujante, vía mayores inversiones y consumo de las familias, pero Brasil continuará condicionando el frente externo", precisó.

"La clave para un crecimiento sostenible del sector es garantizar condiciones macroeconómicas que permitan una mayor integración de la industria a nivel interno (con el resto de los sectores) y externo (cadenas globales de valor", concluyó Ecolatina.  (Ecolatina > XinhuaNet)