Canal Chile

Red energética de nuevas líneas del Metro de Santiago gestionado por Ibermática.

Ibermática, ha firmado un acuerdo con Schneider Electric para ser el proveedor tecnológico que ponga en funcionamiento las unidades remotas del sistema de control de la red de distribución eléctrica de las nuevas líneas del Metro de Santiago.

Ibermática, a través de su filial en Latinoamérica Tecnet, ha firmado un acuerdo con Schneider Electric para ser el proveedor tecnológico que ponga en funcionamiento las unidades remotas del sistema de control de la red de distribución eléctrica de las nuevas líneas del Metro de Santiago de Chile. La nueva plataforma permitirá un funcionamiento más seguro, fiable y eficiente de la red, reducirá los tiempos de respuesta tras cortes de suministro o servicio y disminuirá las pérdidas técnicas.
 
La construcción de las nuevas Líneas 3 y 6 del Metro de Santiago de Chile constituye el principal desafío desde su inauguración. Se trata de uno de los mayores proyectos de infraestructura en ejecución a nivel nacional y su puesta en marcha dará lugar a una ciudad más conectada, integrada y respetuosa con el medio ambiente.
 
La obra de ambas líneas abarcará cerca de 40 kilómetros de extensión, con 28 estaciones, dando servicio a 13 barrios con más de millón y medio de habitantes. Toda esta infraestructura estará equipada con un sistema de automatización de redes de comunicaciones para garantizar su buen funcionamiento, evitando paradas por falta de suministro eléctrico.
 
Tecnet se ocupará de la configuración y puesta en marcha de 364 RTU (Unidades terminales remotas) inteligentes de Schneider Electric, especiales para la automatización en procesos de distribución eléctrica y múltiples comunicaciones de campo. Su diseño escalable y modular admite una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo controladores de subestaciones eléctricas, con paquetes de hardware y software específicos para la aplicación.
 
Esta nueva plataforma permitirá un funcionamiento más seguro, fiable y eficiente de la red de distribución eléctrica, reducirá los tiempos de respuesta tras cortes de suministro o servicio y disminuirá las pérdidas técnicas.
 
El sistema global se ocupará de supervisar y monitorizar todas las subestaciones eléctricas rectificadoras y de alta tensión de las líneas 3 y 6, los centros de distribución de cargas y las estaciones y talleres. Su sistema recogerá señales analógicas y digitales para control, ejecutará órdenes generadas localmente o a distancia (salidas digitales), y programará los automatismos que se consideren necesarios. 
 
Pero antes de todo ello, la compañía deberá llevar a cabo las pruebas de Comunicaciones y las de Operación (configuración y pruebas lógicas para los automatismos asociados a enclavamientos; configuración de control para la integración de todos los elementos, incluyendo los relés de protección; configuración y pruebas de las HMI de los armarios de control; pruebas de señales entre todos los equipos (incluidos relés de protección y medidores); así como toda la formación y cursos de mantenimiento de las RTU.
 
La plataforma resultante, integrada y sostenible, facilitará el crecimiento futuro de la red. Los servicios se desarrollarán durante todo 2017 y 2018. (Fuente: Ibermática)