Fri04032020

Last updateWed, 01 Apr 2020 8pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Home > Canal México > Avanza construcción del aeropuerto de Ciudad de México.

Canal México

Avanza construcción del aeropuerto de Ciudad de México.

Continúan avanzando las obras de lo que será el mayor aeropuerto de toda América Latina, ubicado en Ciudad de México.

La empresa estatal mayoritaria Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) ya adjudicó dos contratos para la construcción de las pistas 2 y 3 del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Uno de los dos consorcios ganadores es el formado por la empresa Coconal junto con la Constructora y Pavimentadora VISE, que construirá el sistema de precarga e instrumentación geotécnica, infraestructura, estructura de pavimentos y obra civil de ayudas visuales y para la navegación de la Pista 2, junto con el área de túneles respectiva, con un costo de en torno a US$426,6 millones.

El otro consorcio ganador está formado por Operadora CICSA, Constructora y Edificadora Gia+A, Promotora y Desarrolladora Mexicana, y La Peninsular Compañía Constructora, el cuál edificará las obras de la Pista 3 valoradas en torno a US$396,1 millones.

La subsecretaria de Transporte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Yuriria Mascott, anunció que que antes de concluir 2016 deberán estar adjudicadas la construcción de la Terminal y de la Torre de Control.

Según el gobierno mexicano, este es el primer proyecto desarrollado mediante el Programa de Gobierno Abierto, el cual es un un esquema de contrataciones desarrollado para que cualquier ciudadano tenga a la mano en cualquier momento información sobre cada uno de los procesos de contratación.

Este sistema representa más del 50% de todas las contrataciones en el nuevo aeropuerto. Por ejemplo, a finales de agosto se adjudicó la subestación eléctrica y a primeros de septiembre los pilotes de cimentación de Edificio Terminal, Torre de Control y Centro de Transporte.

Una de las licitaciones que han despertado más expectación es la de la Pista 2, donde participaron 36 empresas mexicanas y 26 extranjeras. En la Pista 3 se presentaron 29 empresas mexicanas y 20 extranjeras.

A principios de año, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México otorgó la concesión de construcción y operación del nuevo aeropuerto al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México. Este grupo tiene la libertad de organizar concesiones de las distintas obras del nuevo aeropuerto.

El nuevo aeropuerto fue diseñado por el arquitecto británico Norman Foster y el mexicano Fernando Romero. La nueva terminal contará seis pistas y permitirá el tránsito de 120 millones de pasajeros anuales, lo cual es cuatro veces más que la capacidad del actual aeropuerto y superaría a las cifras del Aeropuerto de Atlanta, el más ocupado del mundo en la actualidad.

Competencia española

Este mega proyecto atrajo la atención de grandes constructoras, como las españolas ACS, Ferrovial, Acciona, OHL, Sacyr, Isolux, Copasa, Azvi, Construcciones Rubau, Aldesa y Assignia. Otras empresas que se presentaron fueron la portuguesa Mota-Engil, junto con compañías mexicanas, chinas, brasileñas y portuguesas. Las obras de las pistas 2 y 3 tienen un presupuesto de en torno a US$850 millones.

Según la prensa local mexicana, Isolux presentó (en solitario) las ofertas económicas más competitivas para ambas pistas, con US$344,5 y US$326,6 millones. Otra empresa bien situada fue la unión temporal de empresas (UTE), en la que participaban Rubau, Copasa y Aldesa, todas ellas también españolas.

Las grandes empresas españolas (ACS, Ferrovial, OHL, Acciona y Sacyr) compitieron con la mexicana Cicsa, de Carlos Slim. Acciona lo hizo con la mexicana Pinfra, uno de sus socios en los últimos años.

OHL es la empresa española más importante en México y gestiona el Aeropuerto de Toluca, por lo que decidió participar en solitario. ACS lo hizo asociada con las mexicanas Iberoamericana de Hidrocarburos, Avanzia y Garza Ponce.

Ferrovial eligió como socias a las mexicanas Omega, Calco y Cydssa, mientras que Sacyr se asoció con la también española Azvi y la mexicana Epccor.

Mientras continúan tomando forma las licitaciones se ha revelado que el nuevo aeropuerto costará US$559 millones más de lo presupuestado, lo que equivale a un incremento del 6,6 por ciento. El costo total será de US$9.159,78 millones.

Este aumento fue debido a los costos en alza del edificio terminal, la torre de control, las tres pistas la primera fase y todas las instalaciones auxiliares. Según datos gubernamentales, los impuestos recaudados en México financiarán el 58% de la obra, mientras que el otro 42% restante se conseguirá mediante bonos y crédito revolvente.

Uno de los sectores que se verán más beneficiados por la nueva mega infraestructura es la industria concretera mexicana. La Asociación Mexicana de Concreteros Independientes (AMCI) calcula que la nueva obra permitirá al sector crecer hasta 4% anual.  (Autor: Construcción PA)