Sun09222019

Last updateFri, 20 Sep 2019 12pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Home > Canal México > México séptimo productor mundial de vehículos.

Canal México

México séptimo productor mundial de vehículos.

Ya es el séptimo productor mundial de vehículos ligeros. Desde 2006 a 2014, las inversiones extranjeras provenientes de este rubro superan los US$ 23 mil millones. 

La industria automotriz en México cerró 2015 con cifras nunca antes vistas y en espera de nuevas inversiones, con el arribo de marcas como Audi, BMW, Mercedes Benz e Infiniti, que fabricarán desde México para el mundo.

Al terminar el año, la industria -considerada el motor de la manufactura nacional- representará ya 3% del Producto Interno Bruto (PIB) y cerrará con una histórica balanza comercial superavitaria por alrededor de US$ 50 mil millones, ventas internas por arriba de 1,3 millones de vehículos y una producción de alrededor de 3,4  millones de vehículos.      

México, no obstante, se ha posicionado como una nación relevante en la manufactura, no sólo de unidades ligeras, sino que a partir de 2017 competirá en la fabricación de vehículos de lujo.   

Las recientes cifras disponibles señalan que el 10% de la inversión extranjera directa que ha recibido México proviene de este sector. Desde 2006 a 2014, acumula inversiones superiores a los US$ 23 mil millones.  

En marzo de este año, Volkswagen anunció una ampliación de su planta en Puebla, con una inversión de US$ 1.000  millones, a fin de modernizar las instalaciones para la producción de autopartes de la nueva versión de la camioneta Tiguan, una SUV que será lanzada a los mercados en 2017.  

A pesar de la polémica mundial que este año envolvió a la empresa automotriz alemana, por haber falseado el sistema de software de sus vehículos a diésel, que particularmente se comercializan en Estados Unidos, tanto el gobierno mexicano como la armadora afirmaron que los planes de inversión  continúan.      

La estadounidense Ford también anunció este año una inversión de US$ 2.500 millones, orientada a incrementar su capacidad productiva en transmisiones y motores en México.           

La japonesa Toyota, por su parte, en abril dio a conocer una inversión de US$ 1.000 millones para una nueva planta en Guanajuato, que se dedicará a la producción del modelo Corolla, con capacidad para fabricar 200 mil unidades al año y que permitirá la creación de dos mil nuevos empleos.       

Mientras que la primera armadora coreana que llega a México, Kia, informó en noviembre la conclusión de las obras de construcción de su planta en Pesquería, Nuevo León, que iniciará la producción formal en 2016. 

Este mismo año, desde Corea del Sur se anunció la intención de Hyundai por fabricar en México, aunque es un análisis que aún realiza la empresa. 

En ese sentido, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia), Eduardo Solís Sánchez, enfatiza que México tiene muchos atractivos que ofrecer para que las empresas lo sigan considerando como destino de inversión. Menciona que entre las fortalezas que se han consolidado para la instalación del sector automotriz en México, están los costos competitivos, que de acuerdo con un estudio de KPMG Competitive Alternatives 2014, en comparación con Estados Unidos ofrece un ahorro de 10% en costos de manufactura de autopartes, así como de 8% en componentes de precisión y de 13% tanto en insumos de plástico como en componentes de metal utilizados para la industria.   

El país tiene una tradición de casi un siglo en el sector, luego de que la primera planta automotriz se estableció en 1921. Y la amplia red de tratados comerciales de México, con más de 40 países alrededor del mundo, lo convierten en la principal ventana de las exportaciones.

Es por ello que compañías como Nissan, que ya tiene tres plantas de fabricación en México y está por abrir una nueva de vehículos premium, en colaboración con Mercedes Benz, anunció que considera la ampliación de sus fábricas. Solís Sánchez dijo que no sólo se esperan para el siguiente año y hasta el 2020 anuncios de ampliaciones, sino también nuevas inversiones en territorio mexicano de marcas mundiales, que permitirán que esta industria se mantenga como la joya de la corona. (Blomberg > La Tercera)