Sun11182018

Last updateMon, 22 Oct 2018 11am

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Ranking > La transformación de Panamá.

Rankings / Análisis / Datos

La transformación de Panamá.

Hay varios factores que hacen que las perspectivas de Panamá sean promisorias para muchas multinacionales. Dotada de una especial ubicación geográfica, Panamá es una de las economías que crecen más rápido en todo el mundo.

Con la inauguración de la tan esperada Ampliación del Canal de Panamá, todas las miradas se vuelven hacia el impacto que tendrá la maravilla de la ingeniería de $ 5.250 millones sobre el tráfico marítimo en las rutas internacionales que unen el Pacífico, el Atlántico y el Golfo de México. Sin embargo, la transformación que esto supondrá para la economía de Panamá y la sociedad panameña se ha visto eclipsada en gran medida por esta expansión histórica.

La expansión ya había reforzado los esfuerzos de Panamá para convertirse en la Singapur —o quizás Dubai— de América Central. También promete ayudar a transformar el papel que juega Panamá para muchas empresas estadounidenses y de otros países que tienen negocios en América Central y del Sur.

Hay varios factores que hacen que las perspectivas de Panamá sean promisorias para muchas multinacionales. Dotada de una especial ubicación geográfica, Panamá es una de las economías que crecen más rápido en todo el mundo. Según el Banco Mundial, entre 2001 y 2013 el crecimiento medio anual fue del 7,2%, más del doble que la media en América Central y del Sur. En 2014, el crecimiento se redujo, cayendo a 6,2 %. En el año 2015, fue del 5,8%, un año en el que casi todas las economías de la región perdieron fuerza o se contrajeron.

Las tasas de crecimiento de Brasil, Chile, Argentina, Venezuela y otros países se han visto afectadas por la caída de los precios de las materias primas. Entre todas las economías de América Latina, Panamá fue la que menos se resintió de esta caída. Ayudó el hecho de que “el país hizo una buena elección poco después de la independencia de Colombia en 1903, cuando se adoptó el dólar estadounidense como moneda de cambio”, dice C.E Maurice Belanger, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria Americana de Panamá. Aunque la moneda oficial es el Balboa, Panamá no imprime billetes y tiene sólo unas pocas monedas locales del mismo tamaño y denominación que las monedas de Estados Unidos. Belanger explica que “esto se traduce en una base muy conveniente para el comercio internacional y el turismo”.

Además, el sistema bancario se ha comparado a veces al de Suiza, y es ampliamente elogiado por muchos por ser “muy conservador”. “Incluso durante la última crisis financiera mundial en 2009, Panamá registró un PIB positivo del 3,2 %”, recuerda Belanger. El país logró reducir la tasa de pobreza del 39,9% al 26,2% entre 2007 y 2012, a pesar de la crisis financiera mundial, según el Banco Mundial, mientras que la reducción de la pobreza extrema fue de 15,6 % a 11,3%.

Atractivo para la IED

En el Informe de Competitividad Global 2015-2016, publicado por el Foro Económico Mundial, Panamá registró 4,4 puntos de un total de siete, justo por debajo de Sudáfrica, pero por encima de Turquía y Costa Rica, India y México. En otros indicadores importantes, tales como la tasa de desempleo, por ejemplo, la perspectiva en Panamá es la caída hasta el 2,88%, durante el primer trimestre de 2016, al 2,06% en 2020, según economistas del Gobierno. Las entradas de inversión extranjera directa (IED) también aumentaron de manera espectacular pasando de un promedio de US $ 1.258 millones entre 1990 y 2012 hasta un total de US $ 4.633 millones en 2013, según datos de la oficina nacional del censo. El Banco Mundial informa: “Panamá sigue siendo un país atractivo para el IED. Las perspectivas de crecimiento elevado y sostenido también están respaldados por las nuevas oportunidades en los sectores del transporte y la logística, minería, servicios financieros y turismo”. La economía de Panamá está dolarizada, y el país no tiene un banco central. Los inventarios en los almacenes están denominados en dólares, simplificando aún más el proceso de cumplimiento de las normativas aduaneras para las empresas cuando exportan o reexportan desde Panamá.

“Ser un país pequeño de poco menos de cuatro millones de habitantes y con unas dimensiones cercanas al estado de Carolina del Sur, ayuda en nuestras estadísticas”, dice Belanger. “Cuando hay una inversión de US $ 25 millones en Nueva York, Buenos Aires o Ciudad de México, nadie se da cuenta. En Panamá, una inversión de esta magnitud tiene un impacto en restaurantes, tiendas e incluso en los taxis”.

Esto no quiere decir que Panamá haya sido completamente inmune a los efectos negativos del contagio financiero global y la fuerte caída de los precios de las materias primas globales del año pasado. Henry Kardonski, director general de London & Regional Panamá, líder del gran proyecto de desarrollo Panamá Pacífico, dice que el país “no se ha visto directamente afectado” por la desaceleración actual en todo el mundo, pero “la fase negativa de los productos básicos afecta a las monedas de los países “y la alteración de estos valores —como la caída del peso colombiano frente al dólar— afecta la capacidad para importar y hacer otras cosas”. Sin embargo, la crisis actual comenzó el año pasado, y “mis clientes se han adaptado a ella. Se hicieron los ajustes necesarios, pero se vieron afectados porque estaban haciendo negocios en la región”.

La expansión del canal permitirá el paso de buques más largos, anchos y pesados. La expectativa es que sea abierto al tráfico comercial el 26 de junio. A pesar de la larga demora desde la fecha original del mes de agosto de 2014, el retraso dio a los puertos y empresas en la Costa este americana más tiempo para prepararse. Forman parte de la expansión dos grandes complejos de esclusas, tanto del lado del Pacífico como del Atlántico, nuevos canales de acceso, dragado y un mejor suministro de agua de calidad a lo largo de la vía fluvial de 80 km.

Ventajas naturales

Philip Nichols, profesor de Estudios jurídicos y Ética en los negocios de Wharton, dice que “hay que reconocer que las carreteras en muchas partes de Panamá son muy modernas, y es una experiencia muy diferente cuando se tiene que conducir en Honduras o Nicaragua. Sin duda, algo está ocurriendo a lo largo de Panamá, y no sólo en las dos ciudades de destino del canal”.

Más que nunca, Panamá está decidido a explotar su ventaja natural, el canal. “El canal es la ventaja que el país tiene sobre los demás, y siempre lo será”, dice Nichols. “Ellos saben que cuentan con una renta, no importa lo que suceda. Es como tener un buen inquilino principal, cuando se está construyendo un complejo de viviendas”.

No es sólo el flujo predecible de ingresos procedentes del canal, dice Nichols, que visita con frecuencia Panamá. “Es la seguridad de que Panamá es siempre una buena apuesta” y el canal es “un recurso que interesa a mucha gente con bastante dinero. Durante la Segunda Guerra Mundial, los EE.UU. invirtieron considerables recursos en la protección del canal. Es como el petróleo, sólo que mucho mejor”.

Es obvio que el canal tiene competencia. Es el caso, por ejemplo, de los grandes buques de contenedores que operan en cadenas logísticas multimodales. Estos barcos atracan en California y luego utilizan el ferrocarril para el transporte de sus productos por EE.UU.. Más tarde, estos contenedores son embarcados nuevamente en Nueva Jersey, Florida o Georgia y llevados a Europa. También hay nuevos competidores: las rutas transárticas serán abiertas al tráfico en respuesta al calentamiento global. “Hay tecnologías que pueden competir con el Canal de Panamá, pero el canal siempre será importante siempre que estemos moviendo cosas físicamente.

“El petróleo, a menudo, tiene un efecto adverso en la gobernanza”, agregó Nichols. “Se alienta al mal gobierno ya que si se tiene el monopolio del petróleo, el retorno es inmenso. Con el canal, existe el efecto contrario de dos maneras: en primer lugar, el canal es tan importante que el papel del mundo en su gestión es muy fuerte. Por tanto, no importaba lo que sucediera en Panamá, había rendición de cuentas y una gestión responsable en el canal. Había un modelo de gobierno. La gente miraba la zona del canal y decía: “Nuestro gobierno debería funcionar de la forma en que funciona el canal'”.

Lazos externos

Hace tiempo que el canal proporcionó enormes oportunidades para que los panameños establecieran relaciones personales con los extranjeros, una presencia rara en la mayoría de los países pequeños y de recursos naturales pobres de la región. Nichols dice: “surgieron una gran cantidad de relaciones. Si un americano tenía que decidir si invertir en Nicaragua o Panamá, la mayoría pensaba en cosas negativas como la guerra civil sandinista de la Contra en Nicaragua. Mientras que en Panamá, podían venir a la mente cosas como ..: ‘Mi tío vivió allí durante diez años, durante la construcción de la zona del canal’”. De hecho, el senador John McCain, por ejemplo, nació en una familia de militares en la Base Aérea Naval de Coco Solo, en la zona del Canal de Panamá, que era territorio de los EE.UU. entre 1903 y 1979. “No se puede subestimar la importancia de estas relaciones”, dice Nichols. “Los economistas están mirando ahora a la economía conductual. Y Panamá tiene un montón de relaciones de ese tipo, a diferencia de otros países de la región. Tales relaciones afectan las decisiones económicas, tal y como hacen las cifras”.

En parte debido a los fuertes vínculos entre los sectores público y privado de los EE.UU. y Panamá, “la innovación y el espíritu empresarial juegan actualmente un papel extremadamente importante en el país”, dice Nicolaj Siggelkow, profesor de Gestión de Wharton. “El Gobierno actual, a través de la liberalización de la inmigración y tarifas más baratas, creó un ambiente muy propicio para la innovación y el medio ambiente empresarial”.

Siggelkow señala que una manera de obtener la residencia permanente en Panamá es abrir un nuevo negocio. “Además, dado que el canal se convirtió en propiedad de Panamá en 1999, el gobierno gastó considerables recursos en la mejora de la infraestructura. Dada su ubicación central, el canal se ha convertido en un medio clave para el transporte y la logística de bienes y servicios”. Esto hace que sea más fácil para las empresas de nueva creación adquirir y distribuir componentes y productos que desean enviar desde Panamá.

Mirar hacia dentro

Dado el papel histórico del canal como una ruta crítica entre el Pacífico y el Caribe, Panamá ha sido tradicionalmente un país que “miraba desde su litoral hacia afuera”, dice Kardonski, director del proyecto Panamá Pacífico, que fue diseñado en 2005. El Panamá Pacífico es un ejemplo de la creciente toma de conciencia del potencial de Panamá y la necesidad de cambiar su forma de pensar y “mirar hacia dentro”, dice Kardonski. Se está expandiendo gradualmente, los 3.450 acres de activos de tierra de Panama Pacífico albergan el Parque Internacional de Negocios y el PanAmerica Corporate Center, donde están instaladas 140 empresas, como Caterpillar, Dell, Grainger, Cable & Wireless, Avon y BASF. Allí, como en otras partes del país, un total de 117 multinacionales han establecido sus sedes regionales de América Central y del Sur.

Además de utilizar la localización conveniente de Panamá para la gestión de su distribución regional, cada vez hay una mayor actividad de fabricación en el lugar. En Panamá Pacífico, 3M produce líneas para su división de automoción, incluyendo pistolas de pintura y garrafas de plástico. Otras compañías producen pañales y operan una tecnología de impresión líder en la producción de revistas como Esquire, señala Kardonski. Como Panamá está bien equipada en infraestructura, estas compañías ahora “pueden reducir su presencia en Perú, Colombia” y otras regiones de América Latina que no cuentan con el transporte que ofrece Panamá, o la misma distribución y capacidades de producción just-in-time. Otra cosa que contribuye a este proceso es el hecho de que Copa Airlines, la compañía aérea nacional, está buscando expandirse con toda su fuerza y ya cuenta con vuelos a más de 50 grandes ciudades de América Latina y más de una docena a Estados Unidos y Canadá incluyendo un nuevo vuelo directo entre Panamá y Nueva Orleans. En un esfuerzo por facilitar el comercio entre Panamá y las naciones ricas en petróleo de Oriente Medio, la aerolínea de los Emiratos, en Dubai, recientemente inauguró vuelos sin escalas desde Dubai a Ciudad de Panamá, que fue anunciado como el vuelo más largo sin paradas del mundo. “Hemos combinado la infraestructura del primer mundo, los edificios del primer mundo y los servicios del primer mundo” en un lugar conveniente, dice Kardonski.

El turismo es otro sector que crece a un ritmo rápido. De acuerdo con la Contraloría General de Panamá, los ingresos procedentes del turismo son ahora dos veces mayores que los que el país recibe por su famoso canal. Al igual que muchos de sus homólogos en Dubai, Singapur, Hong Kong, los lujosos centros comerciales de Panamá atraen al país a un gran número de viajeros interesados en la moda.

En 2015, el número de extranjeros que visitaron Panamá creció un 10,7%, llegando a 2,5 millones, de acuerdo con la Autoridad de Turismo de Panamá. Alrededor del 50% —un 46,1%— son de América del Sur: En primer lugar, Colombia (288.569), después Venezuela (260.145), Brasil (88.348), Ecuador (74 043) y Perú (50.275). En conjunto, los tres países de América del Norte (EE.UU., México y Canadá) representaron sólo el 24,1 % de todos los turistas, seguido de Europa con un 13,6 %, América Central, con 10,3 %, y el Caribe con 2,3 %.

La amplia gama de nuevas iniciativas demuestra que los panameños son conscientes de que la mejor manera de aprovechar el Canal ampliado es “construir alrededor de él, complementarlo”, dice David Lewis, asesor de inversiones de América Latina y vicepresidente de Manchester Trade en Washington, DC”. Además de los barcos que entran y salen, habrá un mayor crecimiento de los servicios secundarios”. Y añade: “Las empresas se están dando cuenta de que Panamá es un lugar muy atractivo para la creación de centros de operaciones en América del Norte debido a los numerosos acuerdos de libre comercio del país que puede llevarlas a todas partes. Y con la economía dolarizada no hay razón para preocuparse por el riesgo de cambio”. Aunque la población de Panamá es pequeña, “lo que cuenta en realidad es que las empresas están llegando para comenzar sus operaciones” en el país.

Lewis señala que al menos el 75% del capital que salió de la problemática Venezuela parece haber migrado a la estable Panamá. (En el ámbito del mercado de América Latina, el resto fue a la República Dominicana). Numerosas empresas extranjeras que alguna vez tuvieron operaciones de éxito en Venezuela se trasladaron a Panamá. En terreno incierto, es la mejor apuesta.  

(Autor: Universia Knowledge Wharton)