Comercio Exterior

Brasil, segundo mayor exportador mundial de maíz.

Según la Asociación de Exportadores de Cereales (Anec), las exportaciones brasileñas de maíz en 2019 llegarán a los 41 millones de toneladas, un 80% más que en 2018 y nuevo récord.

Las mejoras logísticas y una gran cosecha han hecho que Brasil amenace el histórico dominio de Estados Unidos como mayor exportador de maíz del mundo, posición que el país sudamericano podría alcanzar en breve.

Según la Asociación Nacional de los Exportadores de Cereales (Anec), las exportaciones brasileñas de maíz en 2019 llegarán a los 41 millones de toneladas, un 80% más que en 2018 registrando un nuevo récord para el país, segundo mayor exportador mundial.

Este año, Brasil batió en el mes de agosto su récord mensual de exportaciones, con más de siete millones de toneladas embarcadas al exterior.

El aumento de las exportaciones brasileñas de maíz coincide con el descenso de los embarques de los Estados Unidos, que pese a mantenerse como mayores exportadores del cereal, registran un descenso de cerca del 40% en los embarques este año.

Segun la Anec, Brasil recogió este año una cosecha récord de cereales, superando el ciclo anterior en casi 19 millones de toneladas. En 2018, el país sudamericano se vio afectado por una fuerte sequía, igual que Argentina, otra importante suministradora mundial de maíz.

Debido a la menor oferta de maíz brasileño y argentino, los principales compradores mundiales del grano buscaron el año pasado el maíz estadounidense, más barato y abundante, elevando las exportaciones norteamericanas a niveles casi récords, aunque en 2019, la situación cambió.

Las grandes cosechas en América del Sur, junto con importantes descuentos en relación con la oferta de EE.UU., hicieron que Brasil conquistara nuevos mercados, antes en manos estadounidenses, por lo que las exportaciones se dispararon.

Actualmente, según la Anec, Brasil exporta casi cuatro veces más el maíz que embarcaba hace una década, con las ventas despegando tras una serie de cosechas malas en Estados Unidos entre 2012 y 2012.

El principal destino del maíz brasileño es Irán, país con el que Estados Unidos no mantiene relación comercial, favoreciendo a Brasil. Irán representa actualmente cerca del 15% de los embarques brasileños de maíz, con más de 5 millones de toneladas embarcadas este año entre enero y noviembre.

Por su parte, los dos principales destinos del maíz estadounidense, México y Japón, cada vez compran más maíz brasileño, lo que permite que Brasil cada vez se acerque más a EE.UU. como mayor exportador mundial del grano.

Mientras que México representa el 32% de las exportaciones estadounidenses, Japón suponen el 27%. Sin embargo, Brasil logró entrar en el mercado de ambos países.

Este año, hasta octubre, Brasil embarcó 1,4 millones de toneladas de maíz a México, cuatro veces más que el récord para el mismo período del año. En octubre, los embarques fueron de 518.345 toneladas, récord mensual histórico.

La mejora de la logística brasileña, principalmente los puertos en la región del noreste, que facilitan la salida del maíz hacia su destino final, deben impulsar todavía más las ventas brasileñas al exterior.

Una tercera parte de los embarques brasileños ya se realizan por los puertos del noreste, cuando hace apenas cuatro años, apenas suponían el 17%.

En el caso japonés, Brasil ya exporta más maíz que Estados Unidos. En total, el mercado nipón supone el 14% de todas las exportaciones brasileñas y en los últimos cuatro meses, Brasil más que dobló a EE.UU. en sus embarques del cereal a Japón. (Fuente: XinhuaNet)