Comercio Exterior

China desplaza a Brasil como mayor socio comercial de Argentina.

El cambio en las relaciones comerciales entre Argentina y Brasil se debe a varios factores, como la pandemia y desavenencias entre presidentes.

Por primera vez en la historia, China desplazó a Brasil como el mayor socio comercial de Argentina.

Este hecho inédito, que pasó casi desapercibido, ocurrió en septiembre y octubre de 2019, cuando Argentina exportó u$s74 millones más al país asiático que al mercado brasileño. En octubre, la diferencia a favor de China fue menor, de u$s37 millones, indica el sitio BBC Brasil.

El tema cobró relevancia luego de que China superara a Brasil como socio comercial argentino por tres meses consecutivos, abril, mayo y junio, y por un volumen mayor.

En abril, las exportaciones argentinas a China alcanzaron los u$s509 millones, principalmente en soya y carne bovina, un aumento de 50,6% en relación al mismo período de 2019.

En el caso de Brasil, las exportaciones a Argentina sumaron u$s393 millones, cuando en el mismo período en 2019 habían llegado a u$s907 millones, lo que representa una caída de casi dos tercios, según datos del Instituto Nacional de Estadística de Argentina (Indec).

En el mismo período, Argentina importó más de Brasil que de China, aunque el país asiático cerró el mes con un saldo positivo de u$s98 millones en el comercio bilateral, mientras que Brasil tuvo un déficit de u$s132 millones.

La pandemia de coronavirus, que desaceleró y hasta paralizó la industria, es uno de los principales motivos que explican el cambio, según especialistas consultados por BBC News Brasil. 

El sector industrial, especialmente el automotriz, representa por lo menos el 40% del intercambio comercial entre Brasil y Argentina.

Por otro lado, la producción y exportación de granos no sufrió el mismo impacto y continúa siendo el pilar de las exportaciones de Argentina y de otros países de la región hacia China.

Aún así, a pesar de las circunstancias actuales, no hay dudas de que Argentina y China vienen consolidando sus lazos, mientras los vínculos con Brasil se han "enfriado", de acuerdo a los especialistas.

El acercamiento de Argentina con China va más allá del comercio. 

Un ejemplo es el observatorio espacial chino para misiones a la Luna que va a ser instalado en la provincia argentina de Neuquén, en la Patagonia.

Otro ejemplo es la producción china de carne porcina a gran escala en territorio argentino, destinada al mercado del país asiático.

Por otra parte, la relación comercial entre Argentina y Brasil se viene debilitando. 

El presidente de Brasil, Jair Bolosonaro, no ha hablado con Fernández desde que el mandatario argentino tomara posesión de su cargo hace ocho meses, algo inédito en la relación entre ambos vecinos.

El silencio entre los gobernantes generó especulaciones sobre hasta qué punto ese distanciamiento político, sumado a quejas de Brasilia por barreras comerciales a productos brasileños, puede estar perjudicando las relaciones entre ambos países.

"La relación con China tiene que ser vista desde tres ángulos: el económico, el político y el estratégico", le aseguró Raúl Ochoa, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Nacional Tres de Febrero (Untref) en Buenos Aires, a BBC News Brasil.

"Existe la impresión de que, debido a las características de Bolsonaro, China está buscando un segundo actor en la región".

Ochoa señaló que Brasil, por sus dimensiones, habría sido el territorio natural para la producción de carne porcina que China ahora planea desarrollar en Argentina.

"Claramente, China no quiere centralizarse solamente en un país", afirmó el académico. (Fuente: iProfesional)