Fri06232017

Last updateFri, 23 Jun 2017 1pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Energia > Panamá: Energía fotovoltaica gana espacio en sector energético panameño.

Energía / Recursos Naturales

Panamá: Energía fotovoltaica gana espacio en sector energético panameño.

Tomará años para que las energías renovables desplacen a la generación hidroeléctrica y térmica como las principales generadoras de electricidad, pero en una década se convertirán en un componente importante dentro de la matriz energética del país.

Por ahora solo aportan menos del 3% de la demanda del país, a través de la energía eólica. Pero un sector que ha despertado el interés de los inversionistas es la fotovoltaica, que es la energía producida con la radiación solar.

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) mantiene dos licencias definitivas, nueve provisionales, y siete en trámite, que combinadas representan más de 400 megavatios (MW).

Para instalar este volumen de energía se requerirá de una inversión superior a los 800 millones de dólares.

Hace un mes se puso en marcha el primer parque solar en Panamá, que está ubicado en Sarigua, provincia de Herrera.

La planta operada por la estatal Empresa de Generación Eléctrica, S.A., costó 11 millones de dólares, y genera 2.4 megavatios de energía, que representan el 30% del consumo anual de los habitantes del distrito de Parita, en la provincia de Herrera.

Fernando Vargas, jefe de la unidad de Gestión Ambiental de la Asep, indicó que después que se aprobó la Ley 37 de 10 de junio de 2013, han recibido múltiples solicitudes para invertir en este sector.

La ley 37 permite el autoconsumo, lo que implica que un cliente particular puede instalar paneles solares en su casa para reducir su factura eléctrica.

Bajo este esquema la persona no debe tener una licencia de la Asep, y solo debe firmar un contrato con la empresa distribuidora de energía. Además de las celdas solares, hay que instalar un medidor bidireccional que permitirá utilizar la energía solar, y vender el excedente a la distribuidora o en el caso contrario utilizar electricidad del sistema cuando se agote la potencia del panel.

Aunque todo dependerá de qué áreas de la casa utilizarán la energía producida por la celda solar, técnicos consultados indicaron que la instalación básica costaría entre mil y mil 500 dólares.

Si al final de mes, el cliente registra un saldo a favor entre el consumo y el excedente aportado al sistema eléctrico, la distribuidora establecerá un crédito que será pagado al fin de cada año.

De los proyectos que ya cuentan con licencia definitiva por Asep está Solar XXI, cuya empresa de igual nombre firmó un contrato con la Universidad de Panamá para abastecer con 40 MW a la sede de la institución en la provincia de Chiriquí.

Vargas indicó que muchas empresas, en su mayoría españolas, están interesas en ingresar a este mercado para abastecer a grandes clientes.

La legislación panameña establece incentivos fiscales para instalar plantas solares, además, la aprobación de los trámites burocráticos toma menos tiempo.

Empresarios interesados en ese sector precisaron que por ser una industria con poca huella en el ambiente, la mayoría de las centrales solares requiere de un Estudio de Impacto Ambiental categoría I, documento que puede ser aprobado por las sedes regionales de la Autoridad Nacional del Ambiente en un periodo no mayor de dos meses.

La semana pasada un equipo del Banco Mundial hizo una visita para conocer los proyectos solares que se están desarrollando en el país y dejaron la puerta abierta para convertirse en fuente de financiamiento y así impulsar este sector.

Pese a su potencial, Fernando Lecaros, consultor internacional en materia energética, considera que las fuentes renovables no solucionarán los problemas energéticos de la región.

Lecaros, que participó la semana pasada en el tercer foro energético organizado por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede), indicó que Panamá “no tiene la extensión geográfica para hacer experimentos en energía renovable, porque el riesgo es alto en el caso de no concretarse esas inversiones”.

En cambio, recomienda impulsar la generación hidroeléctrica, cuyo potencial es alto.

Fuente:  La Prensa (Pa)

MERCAMERICA.ES