Sat05272017

Last updateThu, 25 May 2017 8pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Energia > Uruguay trabaja en la instalación de la 3ª planta de celulosa.

Energía / Recursos Naturales

Uruguay trabaja en la instalación de la 3ª planta de celulosa.

Después de que la empresa UPM y el gobierno anunciaron que trabajaban en la instalación de una nueva planta de celulosa -la 3ª en el país- que implicaría una inversión de unos u$s 5.000 millones, el gobierno acelera gestiones para asegurar la inversión. 

Sin embargo, los aspectos claves del proyecto permanecen indefinidos.

Para que la inversión se concrete, Uruguay debe mejorar su infraestructura, tanto de calles y vías férreas como en el Puerto de Montevideo. Ese es "el principal desafío" para la instalación de industrias a gran escala, señaló un comunicado de la empresa del 13 de julio de 2016. Para lograr acuerdos en esos aspectos se estableció un plazo de dos años.

El presidente Tabaré Vázquez anunció que se buscaría "avanzar lo más ágilmente" posible, "venciendo obstáculos de definiciones y burocráticos" para cumplir el inicio de las obras en los plazos estimados. Pero, a fines de diciembre de 2016 el ministro de Economía, Danilo Astori afirmó que si bien todo el gobierno estaba "trabajando", todavía "falta mucho" por hacer para concretar la instalación de la pastera.

Sin ubicación

Entre las incertidumbres que persisten sobre la instalación de la planta se encuentra, por ejemplo el lugar en el que se localizará exactamente.

El 23 de agosto pasado Vázquez anunció que la nueva pastera se instalaría sobre el Río Negro, en un área de 25 kilómetros de radio, cuyo centro estaría entre ese río y la ruta 5. Es decir, en las cercanías de la ciudad de Paso de los Toros. Pero luego de eso no hubo más anuncios. El lugar se había elegido, dijo entonces el mandatario, por el "impacto social y la infraestructura" necesaria.

Según dijo el alcalde de esa localidad Juan José López a El Observador, en la última reunión que mantuvieron -en diciembre pasado- con autoridades del gobierno central y departamental, ese tema no estuvo sobre la mesa.

El alcalde agregó que tanto la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) como el Ministerio de Vivienda solicitaron información sobre la situación general de la localidad pero no tuvieron ninguna otra comunicación con el gobierno.

El tren y los inversores

El gobierno hizo esta semana una serie de anuncios que pretenden acelerar el proceso para asegurar la instalación de UPM en lo que respecta a un tema fundamental que es el transporte de la producción de la pastera para sacarlo hacia el puerto.

Por un lado, el presidente acordó con los intendentes de Canelones y de Montevideo analizar alternativas al trazado de las vías férreas. Se anunció asimismo que durante 2017 se llamará a una licitación internacional para escuchar ofertas de inversión.

Se manejan además propuestas "genuinas" de inversores europeos y el presidente saldrá nuevamente con la valija a promocionar la financiación de los proyectos cuando en febrero visite Alemania.

Además de las mejoras ferroviarias, se necesita mejorar 220 kilómetros de rutas nacionales y caminería, que según dijo Vázquez en su momento, estaban contempladas en el plan estratégico de infraestructura. En tanto, el Ministerio de Transporte adjudicó a la empresa Saceem el ensanche y refuerzo de siete puentes sobre la ruta 5, en una obra que asciende a los u$s 5 millones.

Para la multinacional, el desarrollo de infraestructura logística es responsabilidad del Estado y, por tanto, no participará como inversor. UPM manifestó sin embargo, la intención de participar en el acondicionamiento del Puerto de Montevideo, dijo Vázquez en julio, lo que demandará unos u$s 86 millones. En ese momento, el presidente indicó que ya se estaban realizando tareas de acondicionamiento.

El gobierno proyecta además avances en cuanto a las relaciones laborales. Se prevé que la planta genere unos 8.000 puestos de trabajo, y según había afirmado el Ministerio de Trabajo buscarán adelantarse a las necesidades y capacitar a los trabajadores.

Por otra parte, la empresa UPM había solicitado al gobierno dar garantías, a través de una normativa, de que no se permitirán medidas sindicales.

Negociación confidencial

Otro de los pedidos, y que según publicó la revista Búsqueda en diciembre generó discrepancias en el gobierno, fue el de suscribir una carta de entendimiento en la que se refrendara el interés para realizar el proyecto.

El gobierno afirmó entonces que en la mayoría de los puntos había acuerdo con la pastera, aunque no divulgó mayor información sobre las negociaciones, que son confidenciales. En el marco del megaproyecto, UPM pretende asimismo unificar en un solo proyecto las dos plantas, funcionar en régimen de zona franca y contar con exenciones impositivas. Algo sobre lo que tampoco hubo novedades.

Luego de acordar con los intendentes de Montevideo y Canelones estudiar una nueva propuesta ferroviaria para UPM, el presidente Tabaré Vazquez convocó para esta mañana a los intendentes de Durazno, Carmelo Vidalín, y de Florida, Carlos Enciso, para conversar temas relacionados con la inversión para la instalación de la pastera. Según publicó el intendente Enciso en su cuenta de Twitter, la logística, el tren y la necesidad de mejorar los caminos departamentales, estarían en la agenda. La reunión será en la residencia de Suárez. (El Observador > Cronista )