Mon10262020

Last updateMon, 19 Oct 2020 12pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Inversiones > Chile seguirá siendo competitivo para atraer inversiones extranjeras.

Inversiones / Adquisiciones y Fusiones

Chile seguirá siendo competitivo para atraer inversiones extranjeras.

El lugar que ocupará Chile en la competencia para atraer inversiones extranjeras en la región ha sido una de las preocupaciones que trae a la mesa la reforma tributaria.

El lugar que ocupará Chile en la competencia para atraer inversiones extranjeras en la región ha sido una de las preocupaciones que trae a la mesa la reforma tributaria, sobre todo cuando se le confronta con sus compañeros de la Alianza del Pacífico, cuyos modelos económicos son más equiparables. Un análisis acabado al respecto, señalan los expertos, debe considerar la tasa impositiva como uno de varios elementos en juego, aclarando que -en cualquier caso- el país sigue siendo competitivo. 
 
Y es que en términos de nivel de tributos, Colombia, México y Perú, no exhiben diferencias sustanciales con los lineamientos del nuevo sistema que regiría a Chile; además, seguimos a la delantera en términos de seguridad jurídica y estabilidad institucional; y, por último, los cambios que enfrenta el país, no son particularmente revolucionarios en relación a las transformaciones que se han llevado a cabo, recientemente, en esas naciones. 
 
Tiempo de reformas 
 
De hecho, 2012 fue el año de reformas fiscales para Perú y Colombia. En el primero de ellos el proceso transcurrió con cierta calma, sobre todo por los sobresalientes niveles de crecimiento del PIB que ha exhibido la economía del país. Pero en el segundo, hubo fuertes discusiones debido a que la ley “desincentivó en forma contundente las medidas que fomentaban  el Ahorro en Fondos de Pensiones y el Ahorro en Cuentas para el Fomento de la Construcción”, según Diego Fernando Gómez, director del Centro de Estudios en Economía Sistémica en Medellín. 
 
Pero sin duda, la que generó mayor controversia interna fue la transformación mexicana. Según explica Rafael Ch, analista de Centro de Investigación para el Desarrollo, los cambios más disruptivos fueron en el sector manufacturero, que antes pagaba impuestos de 17% para pagar ahora el mismo 30% que el resto. Adicionalmente, los Estados fronterizos con EE.UU. tenían un IVA especial de 11%, pero ahora alcanza el 17%, como las otras regiones. 
 
A partir de aquello, Alfredo Coutiño, director de Moody´s Analytics para América Latina, asegura que “el efecto sobre la economía puede ser mayor en México (que en Chile), porque afecta las decisiones de inversión y consumo de empresas y particulares”. 
 
 Emparejar el Terreno
 
Tras los cambios que tuvieron lugar en el régimen de nuestros vecinos, Ismael Benavides, ex ministro de economía y finanzas de Perú, asegura que el alza de impuesto en Chile más bien “volvería neutro el tema tributario” en la Alianza del Pacífico. 
 
De hecho, el gravamen a las empresas de 35% en Chile (sumando el 10% a las retenciones), no dista mucho del 34,1% y 34% que se exige en tierras peruanas y colombianas, respectivamente. Es más, queda por debajo del 40% de México. 
 
Por otra parte, Juan Carlos Hidalgo, analista de Cato Institute, señala que un buen referente para el análisis comparativo de los tributos es el informe Doing Business, del Banco Mundial, en el cual - a su parecer- se da cuenta del “clima hostil de Colombia”, en consideración de que las empresas pagan impuesto de 76% (incluyendo el gravamen a las ganancias, el por conceptos laborales, pot contribuciones, entre otros). 
 
El mismo estudio señala que en México las firmas pagan un total de 53,7% y en Perú de 36,4%. Con la legislación actual, nuestro país llega al 27,7%, aún lejos de sus compañeros de la Alianza. 
 
Estabilidad Privilegiada
 
A partir de todo aquello,  Benavides considera difícil que los inversionistas no opten por nuestro país en función de los cambios que traería la reforma,  esto teniendo en cuenta que  “lo que manda es la tasa final de impuestos y Chile continuaría siendo competitivo”. 
 
Sumado a ello, Juan Carlos Hidalgo explica que “las decisiones de inversión  no dependen exclusivamente de las cargas tributarias; siendo este un factor importante. También hay que considerar temas como la seguridad jurídica, la productividad de la mano de obra y su capacitación, la regulación, el acceso al crédito, etc.”
 
En esos términos, pese a no estar de acuerdo con el proyecto impulsado por el gobierno de Michelle Bachelet, el analista el de Cato Institute señala que “Chile sigue contando con el marco institucional más estable y fuerte de toda América Latina”, por lo que no dejaría de ser atractivo para los inversionistas. 
 
Asimismo, Coutiño, partidario de que el Estado busque más ingresos para mejorar su sistema educativo, señala que “la disciplina que el país ha construido en décadas hará que siga siendo un lugar llamativo para las inversiones, pese a la reforma”. 
 

Fuente:  Estrategia

MERCAMERICA.ES