Inversiones / Adquisiciones y Fusiones

Monedas más devaluadas en América Latina en último trimestre.

Las monedas de la región que más se han desvalorizado este trimestre están el peso colombiano, que cae 17,53%; el real brasileño, 12,18%; el peso mexicano, 9,05%; el peso chileno, 4,18%; el nuevo sol peruano, 3,55%; y el peso argentino, 1,8%.

La dependencia de Colombia al precio del barril del petróleo ha sido una de las principales consecuencias de la devaluación del peso colombiano, que en los últimos tres meses ha caído 17,53%, convirtiéndose en la moneda más depreciada de América Latina.

“El dólar se ha fortalecido en todo el mundo, pero Colombia es el país más afectado de la región. Por la correlación con el precio del petróleo los inversionistas ven al país como petrolero y no lo es, aunque más de 54% de las exportaciones son de ese rubro”, aseguró José David López, analista económico de Asesorías e Inversiones.

Entre las otras monedas de la región que más se han desvalorizado están el real brasileño, que ha caído 12,18%; el peso mexicano, 9,05%; el peso chileno, 4,18%; el nuevo sol peruano, 3,55%; y el peso argentino, 1,8%.

De acuerdo con los analistas, Colombia ha sido el único país de la región que no había afrontado un choque de los precios de los commodities. “Ahora estamos viviendo esa realidad. Es una situación normal. Lo que hace la moneda es activar el estabilizador automático”, afirmó Daniel Velandia, gerente y economista jefe de Credicorp Capital.

Según los expertos, al hacer un comparativo frente a otras monedas latinoamericanas se evidencia un exceso de sensibilidad del peso colombiano.

“En este momento nos encontramos en resistencia, sin embargo, hay que analizar qué pesa más: lo niveles técnicos o los fundamentales. Mientras no haya un fundamental para cambiar la tendencia, el dólar va a seguir fortalecido y no hay ningún fundamental hasta el momento para que se presente una corrección fuerte a la baja, entonces seguirá la tendencia”, afirmó López.

Por su parte, Esteban González, analista de renta fija y dólar de Alianza Valores, afirmó que los primeros $200 que ganó la moneda estadounidense fueron causados principalmente por las expectativas de la decisión de la Reserva Federal sobre las tasas de interés y la continúa caída del precio del barril de petróleo.

“Básicamente, los dos factores fundamentales que marcan esta tendencia son la subida de las tasas de interés en Estados Unidos y la caída del precio del crudo que si se llega a cotizar por debajo de los US$60 el próximo año, podría llegar a los US$40”, explicó.

González agregó que “la inversión extranjera directa en 2014 podría tener una caída no vista en varios años. Estamos esperando que caiga cerca de 10% este año y en 2015 podría llegar a caer alrededor de 20%”.

Por su parte, Juan David Ballén, analista económico de Casa de Bolsa, afirmó que la subida agresiva que ha tenido el dólar ha generado bastante temor entre los inversionistas. “En este momento el pánico ha estado marcado por la continúa caída del precio del petróleo. El peso sin duda ha sido la moneda más devaluada en los últimos meses. Las monedas cuando se mueven con una tendencia tan fuerte suelen devolver parte de ese aumento en la misma forma”.

Cabe señalar que a finales de agosto, Colombia estaba entre los países que más había revaluado la moneda frente a la estadounidense, pues para esa época el peso acumulaba una apreciación aproximada de 12%.

Ahora bien, si usted llega del exterior y lo que quiere es comprar pesos colombianos los profesionales de cambio le darán a usted $2.170 por cada dólar que traiga, es decir $180,01 por debajo de la Tasa Representativa del Mercado (TRM) que cerró la jornada de ayer en $2.350,01.

 

Mercamerica.es

Fuente : La República