Wed11222017

Last updateWed, 22 Nov 2017 1pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Mercados & Finanzas > Nueva bolsa mexicana (Biva) lanza su Índice bursátil.

Mercados / Finanzas / Banca

Nueva bolsa mexicana (Biva) lanza su Índice bursátil.

La Bolsa Institucional de Valores (Biva) ya tiene indicador bursátil, el FTSE-BIVA. La muestra estará integrada por 57 emisoras, entre ellas se incluyen a los fideicomisos de inversión y bienes raíces (fibras).

El indicador comprende a 22 emisoras más respecto de las 35 representadas en el S&P/BMV IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La Biva iniciará actividad a principios del 2018 y en ella operarán las 149 empresas que actualmente están listadas en la BMV. El propósito de la Biva, que recibió autorización para operar en agosto pasado,  al crear el índice es ser más incluyente y representativa del mercado mexicano, pues suma a más emisoras de baja, mediana y alta capitalización que cumplen con los requisitos de liquidez.

“Es un índice moderno porque actualiza la medición de las empresas. Un ejemplo de la modernidad es que se incluye a los fibras. México era el único país del mundo en el que éstos no estaban”, aseguró el presidente de Central de Corretajes (Cencor), Santiago Urquiza.

Añadió que el índice nació de la alianza entre la Biva y el FTSE Russell, con el fin de representar mejor al mercado bursátil mexicano y para que las empresas de media y baja capitalización tengan mayor liquidez y visibilidad en el mercado.

La nueva muestra engloba a 23 emisoras de alta capitalización; 19 de mediana y 15 de baja, contra las 22; 11 y 2, respectivamente, que están representadas en el índice de la BMV.

Además de las 35 que forman parte del S&P/BMV IPC, en la lista del FTSE-BIVA están la concesionaria OHL; Grupo Bolsa Mexicana de Valores; la aerolínea Aeroméxico; las tiendas de autoservicio Chedraui y La Comer, así como la cadena hotelera City Express; la productora de autopartes Rassini, la financiera Unifin y cinco fibras, entre otras.

“A diferencia del S&P/BMV IPC, el FTSE-BIVA no tendrá un número límite de emisoras, si el mercado va creciendo se irá incrementando el número de participantes de la muestra”, explicó el asesor en inversiones independientes, Heriberto Sandoval.

Coincidió en que dicha muestra es representativa del comportamiento del mercado mexicano, pues si se compara con el S&P/BMV IPC engloba a más empresas con diferente nivel de capitalización y además suma a los fibras.

Al comparar el crecimiento de ambos indicadores, entre el 2003 y el 2016 se observa una tendencia de mayor alza en el indicador de Biva. La brecha se ha ido ampliando por los activos que van incorporando, dijo Sandoval.

El especialista consideró que integrar empresas de baja y mediana capitalización ayudará a potencializar el rendimiento del portafolio del índice, debido a que esta clase empresas están en etapa de crecimiento y los fideicomisos inmobiliarios son un sector importante del mercado.

Con respecto al número de empresas, Sandoval consideró que es un buen nivel para medir mejor el comportamiento del mercado mexicano, por lo que descartó algún riesgo de pulverización.

No descartó que en el futuro la nueva Bolsa lance un ETF o Exchange Traded Fund, una canasta diversificada de activos o en este caso de acciones, que replique al FTSE-BIVA.

Según la Biva, el Índice FTSE-BIVA será revisado cada semestre, en marzo y septiembre. Los cambios se implementarán después del cierre de operaciones del tercer viernes de dichos meses y la moneda base será el peso. Ninguna emisora podrá tener un peso mayor a 15% y se incluirán las ofertas públicas iniciales relevantes antes del rebalanceo.

Por primera vez en México se van a incluir en un índice accionario a los fibras. En el FTSE-BIVA hay cinco, de los 12 que cotizan en el mercado.

Los fideicomisos inmobiliarios tienen un peso de 4.04% dentro del nuevo índice, siendo Fibra Uno el del mayor volumen, con 2.43 por ciento. Estos son instrumentos financieros que se negocian en el mercado de valores con certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) y no con acciones, como las empresas.

Fibra Uno (Funo) se ubica en el grupo de alta capitalización bursátil; Fibra Danhos en el de media, Mientras que Macquarie, Terrafina y Prologis están entre los de baja.

“Si no hubiera llegado la competencia de Biva no lo hubiera hecho la BMV, nos tienen relegados a pesar de que somos un sector importante, deberíamos de estar ahí”, manifestó el vicepresidente sénior de Finanzas de Prologis México, Jorge Girault.

Sobre los beneficios de formar parte de un indicador bursátil explicó que será más fácil para los fondos acceder a los fibras, lo que beneficia la bursartilidad y al precio de los CBFI.

El 24 de octubre pasado, el S&P Dow Jones Indices (S&P DJI), que administra y crea los índices para la BMV, inició una consulta que finaliza el próximo 24 de noviembre, para poder incluir a los fideicomisos inmobiliarios dentro de la canasta de sus índices accionarios. Si los inversionistas votan a favor de que los fibras sean elegibles para pertenecer a los indicadores de renta variable de la BMV, se esperaría que durante el primer rebalanceo del 2018 se sumen aquellos que cumplan con los requisitos de capitalización y operatividad.

“Cuando una emisora está dentro de un índice es más atractiva para los inversionistas. Aunque ya existe un índice de fibra representado por 10 emisoras, si se incorpora a los fideicomisos a un indicador de alta bursatilidad los van a empezar a ver más”, aclaró el asesor en inversiones independientes, Heriberto Sandoval.

“Tener nuevos índices no impacta en gran medida al mercado, aunque el hecho de que se incluyan fibras es bueno porque hay quienes tienen alta bursatilidad, como Fibra Uno”, consideró el director de Análisis y Estrategia en Masari Casa de Bolsa, Jacobo Rodríguez.  (Autor: Economista Mex)