Wed10202021

Last updateWed, 21 Jul 2021 1pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Mercados & Finanzas > Panamá inyectará $2 mil millones a los bancos.

Mercados / Finanzas / Banca

Panamá inyectará $2 mil millones a los bancos.

El gobierno panameña inyectará $2 mil millones a los bancos locales. El plan busca facilitar préstamos blandos a las empresas panameñas a través de la banca privada local.

El Gobierno Nacional inyectará 2 mil millones de dólares a los bancos panameños para sus carteras de financiamiento a las empresas, con la condición de que las mismas mantengan sus planillas de trabajadores. Así lo reveló el mandatario Laurentino Cortizo.

El mandatario indicó que el trámite se hará a través del Banco Nacional de Panamá con el visto bueno de la Superintendencia de Bancos.

Sumado a esto, el mandatario también reiteró que destinará 150 millones de dólares para la reactivación de las microempresas afectadas por este virus.

La prioridad del Gobierno es que las empresas mantengan la mayor cantidad de sus trabajadores, tomando en cuenta que las proyecciones oficiales indican que el desempleo a final de año podría escalar al 20%, una cifra récord y preocupante.

Hasta la fecha hay 240 mil contratos de trabajo suspendidos y registrados ante el Ministerio de Trabajo, aunque con la reactivación de los sectores económicos contenidos en el bloque 1 y 2 se han activado más de 13 mil 500 contratos.

De acuerdo con el Secretario General del Colegio de Economistas de Panamá, Olmedo Estrada, muchas empresas están pasando problemas debido a que no reciben ingresos, no venden, no producen y esto les ha causado un daño a su flujo de caja. "No tienen con qué hacerle frente a la continuidad de su negocio y es un problema que van a enfrentar las más de 250 mil empresas en el país tanto pequeñas, medianas y grandes", señaló el economista.

"Se va a necesitar que el gobierno a través de la banca pueda ofrecer esos financiamientos a muy bajos intereses y si es posible a 0% de interés, porque la situación es crítica para las empresas y lo que necesitan es flujo de caja para reactivar su negocio y mantener sus empleos", afirmó.

Por su parte, el experto en temas laborales, René Quevedo coincidió en la necesidad de que el auxilio financiero llegue urgentemente, evitando procesos burocráticos que lo demoren y hagan que llegue cuando ya no se necesita, en cuyo caso estaríamos hablando de una tasa de desempleo muy superior al 20%.

Indicó que hay una crisis de liquidez en el sistema productivo, que está ocasionando un colapso del consumo y en consecuencia una drástica reducción de los niveles de ventas en muchas MIPYMES (60-70%).

"Muchas MIPYMES se encuentran con menos de la mitad de sus ingresos y exceso de personal que no pueden liquidar porque no tienen los fondos", señaló.

En cuanto a la utilización de la banca para llegar a estas empresas, indicó que es crítico inyectar liquidez a través de la banca, que a su vez está confrontando dificultades para cobrar, por lo que es previsible que algunas entidades financieras, particularmente pequeñas, confronten dificultades.

"De hecho, se perderán unos 20 mil empleos asalariados en entidades financieras este año", dijo.

El economista Augusto García indicó que el gobierno está priorizando en suministrar dinero al sistema bancario. Sin embargo, consideró que el mismo tiene la capacidad de controlar que esos créditos lleguen directamente a la pequeña y mediana empresa con necesidades, para poder reactivar su negocio , y no por la vía de la banca privada.

"El dinero debe manejarse a través de la banca estatal y directamente a las empresas a través de mecanismos de financiamiento de la Ampyme y otros organismos, porque la banca privada tiene su cartera y normalmente no incluye a la pequeña empresa y microempresa porque no es negocio para ellos y es difícil que cambien el estilo de negocio a una cartera que no es atractiva", sostuvo.

Destacó que el Gobierno debería incrementar el aporte a los hogares porque así incrementa la demanda y genera oferta, pero establecer ese dinero vía sistema bancario nacional no se va a lograr el objetivo y mucho menos de mantener los empleos.

El presidente de la Unión Nacional de Pequeña y Mediana Empresa (Unpyme) Franklin Martínez, destacó que en el último quinquenio se agudizó la crisis en este sector y que con la cuarentena, las empresas pudieron retener el personal el primer mes, pero con el pago del décimo tercer mes, tuvieron que rescindir de muchos contratos.

Sin embargo, sostuvo que un estudio que han hecho para verificar el grado de afectación de estas empresas durante la pandemia, demuestra que el 35% de la micro pequeñas y medianas empresa no están bancarizadas, dándose más a nivel de las micro empresas.

Destacó que el 80% de las empresas en Panamá son micro, pequeñas y medianas empresas, existiendo 55 mil empresas micros que son la base de la economía y representan más del 80% en cuanto a generación de impuestos directos e indirectos. (Fuente: Panamá America)