Wed08122020

Last updateTue, 11 Aug 2020 3pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Mercados & Finanzas > Cuba levantará el gravamen al dólar.

Mercados / Finanzas / Banca

Cuba levantará el gravamen al dólar.

El levantamiento del gravamen del 10% al dólar, que a partir del 20 de julio entrará en vigor en Cuba, busca conferirle más capacidad de compra en medio un contexto económico adverso.

Como parte de un conjunto de medidas aprobadas la víspera por el Consejo de Ministros de la isla, quedó entonces sin efecto la disposición que, tras 16 años de vigencia, dejaba sin el 10 por ciento de su valor al billete verde una vez que se depositaba en el sistema bancario nacional.

La disposición acompaña otras decisiones tales como la venta de productos de aseo y alimentos en la red minorista en dólares estadounidenses, una medida recaudatoria que persigue seguir protegiendo el acceso a los bienes fundamentales de consumo a cada cubano según sus necesidades y capacidades.

Según declaró el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, será necesario vender una determinada cantidad de mercancía en moneda libremente convertible, para tener divisas y seguir ampliando ese tipo de comercialización y porque parte del dinero recaudado por esa vía se introducirá en la industria nacional, para que esta se convierta en una fuente de productos destinados a esas tiendas y a las otras.

Así se amplía la capacidad de compra de la moneda estadounidense que, según expresó Gil, beneficiará a todos los cubanos, tanto a los que viven dentro como los que residen fuera.

La medida de aplicar un gravamen al dólar no resultó en ningún caso fortuita. Esta nació en 2004 en respuesta a las prohibiciones de operar con tales divisas en bancos extranjeros, lo que a la economía de la isla causa significativos daños y crean serios riesgos para el normal ejercicio de la actividad financiera internacional.

A causa del bloqueo económico, financiero y comercial, y la persecución a las transacciones cubanas donde quiera que estas acontezcan, la norma buscó desestimular la entrada solamente del efectivo de esta moneda específica.

Cuba, ante la prohibición de usar el dólar para pagos a terceros en el exterior, se ve impelida a comprar monedas de reembolso, con las consiguientes pérdidas derivadas de las tasas de cambio.

Las autoridades cubanas explicaron oportunamente que al gravar los billetes que entrarían al país se cumplirían dos objetivos: compensar los costos y riesgos asociados al traslado físico de los mismos hacia el exterior en las condiciones de recrudecimiento del bloqueo.

Además, motivarían económicamente a quienes desearan ingresar dinero al país, a que lo hicieran por vías bancarias o mediante el uso de otras monedas (divisas) sin las referidas restricciones, como dólares canadienses, euros, libras esterlinas, francos suizos y otras.

Las medidas tomadas por el gobierno cubano, en medio de un contexto en el que se vaticina una crisis sin precedentes para todo el mundo, responden a la lógica humanista de la Revolución.

La estrategia, sentenció Díaz-Canel, parte de la necesidad de trasformar el comportamiento de la economía cubana con agresividad, intensidad e innovación y de desarrollar la misma, lo cual no significa más que ofrecer mayor bienestar al pueblo. 
(Fuente: Prensa Latina)