Mon09162019

Last updateSat, 14 Sep 2019 4pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Retail & Consumo > México: KFC acelera su expansión con 40 restaurantes al año.

Retail / Consumo / Moda

México: KFC acelera su expansión con 40 restaurantes al año.

La cadena de comida rápida planea retomar su crecimiento en el país con la apertura de hasta 40 unidades anuales por los siguientes ocho años.

La cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC) alista una nueva etapa de crecimiento en México, en la cual se considera la remodelación de sus 400 unidades en el país, y también la apertura de hasta 40 restaurantes anuales por los próximos ocho años, planes que cada año requerirán inversiones superiores a 50 millones de dólares.

“Nos hemos enfocado en muchas cosas en KFC. El desarrollo y apertura de nuevos restaurantes y acercar la marca a los consumidores es nuevamente una prioridad para nosotros, pero remodelar los que tenemos también, que no sean tiendas viejas y deterioradas y que comuniquen la nueva etapa del grupo”, explica Artemio Santos, director general de KFC en México.

KFC llegó al país hace 56 años como parte de la expansión de la marca fuera de Estados Unidos. Entonces, México fue el tercer país en que la marca abrió restaurantes, luego de Estados Unidos y Canadá.

La primera unidad en México se ubicó en Monterrey, Nuevo León, donde inició el prototipo de restaurantes con sus típicos colores blanco con rojo y áreas de juegos para niños, que entonces no eran comunes en los restaurantes del país.

Durante algunos años, la acelerada expansión de la marca, con la llegada de otras cadenas de comida rápida, no siempre estuvo alineada con los valores y estándares que se buscaba tener. 

Ahora la marca busca enfocarse nuevamente en el desarrollo, mejorar la imagen y enfatizar la calidad de sus alimentos. El franquiciatario maestro de KFC en México, Premium Restaurant Brands, alista una remodelación integral de sus cerca de 400 restaurantes en país y un agresivo plan de desarrollo.

“El año pasado entramos en un nuevo ritmo de aperturas en que consideramos nos mantendremos por los siguientes cinco a ocho años, en los que queremos abrir alrededor de 40 restaurantes por año.

El tipo de formatos será bajo la imagen handmade que haremos en todo el país con diferentes estrategias”, comenta Santos. La inversión promedio por cada restaurante nuevo será de un millón de dólares.

La estrategia de aperturas está enfocada en tres ejes: uno es atacar las ciudades en las que ya tiene presencia y donde la marca buscará ser líder del mercado con remodelaciones y nuevas aperturas.

El segundo eje es la apuesta por la apertura de restaurantes en centros comerciales nuevos, no solo en food courts (los pequeños locales en el área de comida), sino con restaurantes individuales de gran tamaño.

El tercer eje es llegar a las periferias de las ciudades con gran crecimiento, como la zona conurbana de la Ciudad de México en lugares como Huehuetoca, explica el directivo.

La nueva imagen de los restaurantes se denomina handmade. Esta consiste en mobiliario más cómodo, televisores y colores más neutros, con los que se busca destacar los valores de la marca y transmitírselos a los comensales. La remodelación de los restaurantes consiste en modificar el diseño a este nuevo concepto, dice Santos.

La tasa de remodelación anual por los próximos cinco años será de entre 25 y 35 restaurantes, en los cuales se harán inversiones de entre 200,000 y 450,000 dólares, detalla Santos.

El financiamiento para estos proyectos provendrá de las ganancias de la empresa e inversiones de los socios, dice el directivo. Por ahora no tienen contempladas otras herramientas financieras para continuar creciendo. (Fuente: Expansión Méx)