La Subsecretaria de Telecomunicaciones (Subtel) aprobó los lineamientos del proyecto por el que busca  la construcción de casi 1.000 kilómetros de fibra óptica y 41 zonas Wi-Fi exentas de pago por parte del usuario en la región de Tarapacá, al extremo norte del país. Subsidiará un monto máximo de 6.268 millones de pesos (7,3 millones de dólares) a un adjudicatario a elegirse mediante concurso público, para lo que acaba de publicar las bases y condiciones.

“La fibra tiene como fin potenciar la infraestructura local para el posterior desarrollo de servicios de alta capacidad”, explicó el regulador en un comunicado. Chile ha puesto la fibra en el centro de las acciones gubernamental en materia de telecomunicaciones con, entre otras medidas, la puesta en marcha del plan Fibra Óptica Nacional y la promesa de duplicar la inversión en fibra óptica en los próximos años a través de iniciativas públicas, privadas y mixtas.

En tanto, el país ya activó distintas etapas del proyecto Wi-Fi Chile Gob bajo la anterior administración y ahora trabajará en dotar de Internet distintos sitios en 32 localidades de la localidad norteña. “El período mínimo de operación de los sitios son tres años, pero las bases tienen incentivos para comprometer más años de operación para que sean económicamente sostenibles la calidad y el acceso sin costo para usuarios”, detalló.

Hasta el 14 de abril se recibirán consultas y comentarios, a los que se responderán hasta el cinco de mayo. Los interesados tendrán tiempo hasta el 19 de junio para enviar sus propuestas, que deberán incluir documentos técnicos, legales y económicos. Se hará lugar a la apertura de sobres el 23 de junio y se espera que antes de noviembre de 2020 se haya adjudicado el proyecto. El ganador tendrá un máximo de 24 meses para tener operativo el servicio, con un mínimo de 12 meses para el inicio de obras. (Fuente: Telesemana)