Tue02202018

Last updateMon, 19 Feb 2018 10pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Temas > Cuba relanza industria de derivados de caña de azúcar.

Temas

Cuba relanza industria de derivados de caña de azúcar.

La industria azucarera cubana actualmente está un proceso de relanzamiento de los derivados de la caña de azúcar, como rones, caramelos, miel, alimento para el ganado, glucosa, entre otros.

Funcionarios del estatal Grupo Azucarero (Azcuba), entidad cubana encargada de la producción del dulce, coincidieron en señalar que el mercado de derivados es más boyante que la propia venta de azúcar y permite afrontar los altibajos de los precios en el mercado internacional.

La fabricación de azúcar en la isla, que en el pasado llegó a ser el principal rubro económico del país, vive desde hace poco más de cinco años un gradual repunte productivo después de sufrir un inesperado desmantelamiento durante los años 90 del pasado siglo.

La isla llegó a contar con unas 350 plantas de derivados, el 80 por ciento de ellas dedicadas a la alimentación animal, una cifra que disminuyó de manera sensible con el desarme de más de la mitad de las refinerías de azúcar del país por los bajos precios del dulce.

Con la renovación de la industria, también renació la producción de derivados, hoy con más de 130 fábricas, el 70 por ciento de ellas dedicadas a la producción animal, aunque con una amplia variedad de surtidos.

El jefe del Grupo de Derivados de AZCUBA, el ingeniero Carlos González, dijo a la televisión local que ese rubro está abierto a la inversión extranjera, como parte de las reformas en marcha para "la actualización del modelo económico" cubano.

En ese sentido, González enumeró posibilidades en el incremento de las capacidades de las destilerías, en el programa de elaboración de glucosa y sorbitol, en la producción de tableros de bagazo, y en la modernización de cuatro plantas para la elaboración de rones.

AZCUBA se encarga de la producción y comercialización de los rones "Mulata", "Santero" y "Vigía", marcas registradas en más de 50 países y presentes en Asia, Europa y algunos países de América Latina.

"Nuestros cinco roneras exportadoras cuentan con la certificación para realizar el comercio internacional", aseguró el director general de Tecnoazúcar, Héctor Campanioni, quien adelantó que proyectan potenciar las marcas "Conde de Cuba", "Vacilón" y "Santísima Trinidad".

Además, incursionan con éxito en la producción de caramelos, de los que ya tienen más de 35 surtidos, a partir del sabor, el gramaje y el empaque.

"Vamos a un nuevo proyecto en el caramelo, el caramelo blando de alta demanda en el mercado cubano, que en la actualidad se importa y podemos asumirlo", explicó Campanioni.

También avanzan en la producción futura del caramelo bastón, conocido también como chupa-chups, y en un proyecto con un laboratorio cubano para elaborar un caramelo vigorizante.

Esa renovada industria tiene un sólido respaldo científico en el Instituto Cubano de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar (ICIDCA), que forma parte del llamado Polo Científico del oeste de La Habana, la capital.

El director del ICIDCA, Arodys Caballero, explicó que de la caña de azúcar se obtienen de manera inicial ocho productos que constituyen la materia prima de otros procesos productivos más complejos.

"Es infinito el tema de la producción de derivados", dijo el ingeniero, quien recordó que en los años 80, la industria azucarera cubana clasificaba como una de las más diversificadas del mundo.

En la actualidad el ICIDCA, que tiene convenios de cooperación con universidades de China, Brasil, México y Argentina, investiga en 33 proyecto nacionales y otros cinco contratados con organismos internacionales.

"Estamos hablando de derivados de cuarta y quinta generación", subrayó Caballero, quien además destacó el trabajo en la biotecnología y la producción de enzimas a partir de esos derivados.

"Tenemos en estos momentos en desarrollo tres enzimas que pueden ser de alto beneficio no solo para sustituir importaciones, sino por su potencial como fondos exportables con mayor valor agregado", apuntó.

Con una pujante industria biotecnológica, que ha logrado investigar y producir medicamentos únicos en el mundo, los derivados cubanos de la caña de azúcar están llamados a dar un salto exponencial en la economía de la isla.

Es por eso el gran interés de las autoridades en relanzar un sector cuyas potencialidades productivas y exportables prácticamente no tienen límites. (Fuente: XinhuaNet