Sun12172017

Last updateFri, 15 Dec 2017 3pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Temas > Las regiones más competitivas de Colombia.

Temas

Las regiones más competitivas de Colombia.

Bogotá, Antioquia y Santander son las regiones más competitivas de Colombia. La Guajira, Putumayo y Chocó permanecen en los últimos lugares del Índice Departamental de Competitividad.

Bogotá, Antioquia y Santander son, en ese orden, los departamentos más competitivos del país, reveló este jueves el Consejo Privado de Competitividad (CPC). La capital y esas dos entidades ocuparon en 2017 los tres primeros lugares en el índice (IDC) que anualmente realizan el CPC y la Universidad del Rosario y que busca dar herramientas para adoptar o mejorar las políticas públicas en diferentes ámbitos. 

El estudio analiza 94 variables, que se califican de 1 a 10 y que se agrupan en tres grandes factores: las condiciones básicas en los departamentos, su eficiencia y, por último, la sofisticación e innovación a nivel territorial. Hay que aclarar que el índice se calcula con base en sólo 26 departamentos, debido a la falta de información por parte de las autoridades locales.

Bogotá obtuvo un puntaje total de 8,22; Antioquia, 6,67, y y Santander, 6,17. En cuarto y quinto lugar se ubicaron Caldas y Risaralda, con 6,15 y 5,81, respectivamente. En el otro extremo, lamentablemente, Caquetá, La Guajira, Putumayo y Chocó se mantuvieron en los últimos lugares. Este último departamento tiene el puntaje más bajo: 2,63.

En cuanto a los departamentos que avanzaron, está Norte de Santander, que pasó del 18 al 13; Magdalena, que subió cuatro posiciones, hasta la 18; Bolívar mejoró tres lugares, y quedó en la décima casilla; Risaralda escaló del séptimo al quinto lugar, y Santander y Atlántico avanzaron una posición, hasta la tercera y octava, en ese orden.

 

Nueve departamentos cayeron en su desempeño: Córdoba y Quindío bajaron cuatro lugares, hasta el 21 y 14, respectivamente; Huila descendió dos, hasta el 16; Caldas, Valle, Cundinamarca, Boyacá, Tolima y Sucre bajaron una posición, y quedaron en la 4, 6, 7, 9, 17 y 22, en ese orden.

Los que se mantuvieron fueron Meta (11), Casanare (12), Cauca (15), Nariño (19), Cesar (20) y los ya mencionados: Caquetá (23), La Guajira (24), Putumayo (25) y Chocó (26). Pese a la falta de información, el índice hizo un escalafón con los datos disponibles para sólo 80 variables: San Andrés ocupa el décimo lugar (en una lista de 32); Arauca, Amazonas y Guaviare, los 24, 25 y 26, en ese orden; y Vichada y Vaupés, 31 y 32.

Principales variables

En las tres primeras variables sobre condiciones básicas, Bogotá ocupa el primer lugar: instituciones, que se refiere a asuntos como la transparencia y la gestión fiscal; asimismo, encabeza la lista en infraestructura, que tiene que ver, por ejemplo, con cobertura de servicios públicos; y también lidera en tamaño del mercado, que mide el mercado interno y el externo.

En educación, el departamento estrella es -al igual que el año pasado- Boyacá, que obtuvo en ese punto una calificación de 7,62. Le siguen Santander, Casanare y Bogotá. La razón de que los boyacenses se encuentren en el primer lugar tiene que ver con la inversión en calidad de la educación básica y media y el desempeño de los estudiantes en las pruebas Saber (Icfes).

En salud, Bogotá vuelve a liderar, pero el Huila se destaca por haber avanzado 12 posiciones. El informe explica que la Cámara de Comercio de Neiva y la Gobernación del departamento constituyeron “un comité de seguimiento a lo indicadores de competitividad que compone el IDC con los actores estratégicos del tema, con quienes se tomaron acciones inmediatas”.

Es así como la acción Huila es un ejemplo de la utilidad de este índice, que permite a las autoridades identificar las principales brechas y retos. A los ciudadanos les da la posibilidad de hacer seguimiento a la gestión de sus gobernantes, como señaló Rosario Córdoba, presidenta del CPC, durante la socialización del informe. Con acciones como esta, la meta de Colombia es ser uno de los tres países más competitivos de América Latina en 2032.  

Caquetá ocupa el primer lugar en el pilar de sostenibilidad ambiental, y subió cinco lugares con respecto a la medición del año pasado. Caldas lidera en educación superior y capacitación, luego de haber subido un puesto. En eficiencia de los mercados, en sofisticación y diversificación y en innovación y dinámica empresarial, Bogotá vuelve a aparecer a la cabeza.

Entre las situaciones preocupantes que expone este informe está el comportamiento de La Guajira, que sólo avanzó en uno de los 10 pilares (en el de tamaño del mercado). En el resto, cayó o se mantuvo igual. De acuerdo con Saúl Pineda, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario, La Guajira y Chocó son la clara muestra de las consecuencias negativas de no tener institucionalidad y gestión fuertes.

Asimismo, los resultados de La Guajira dan cuenta de los efectos de tener una base productiva muy poco diversificada, según Pineda, en referencia a la alta dependencia de ese departamento a la explotación del carbón. Córdoba, por su parte, señaló que La Guajira, pese a tener recursos (más $631.000 millones en regalías 2017-2018, casi los mismos que Antioquia), no avanza por factores como la corrupción.

Finalmente, los realizadores del estudio explicaron que en este informe no se tuvieron en cuenta los impactos del desastre natural que se presentó en Mocoa, capital de Putumayo, a finales de marzo y principios de abril este año. Sin embargo, el índice da cuenta de lo mal preparado que estaba el departamento: ocupaba antes del desastre el puesto 25 (de 26) en gestión del riesgo, con un puntaje de 3,81 sobre 10. Los efectos adversos sobre las cifras, dijeron, se verán en el próximo índice. (Autor: El Espectador)