Thu11142019

Last updateWed, 13 Nov 2019 1pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Viajes & Turismo > Chile: esquiando a 4.000 metros entre lagos y volcanes.

Viajes / Turismo

Chile: esquiando a 4.000 metros entre lagos y volcanes.

Esquiar en Chile es sinónimo de deslizarse por las cumbres más altas del continente americano, con pistas a casi 4.000 metros de altitud.

Chile posee cinco grandes estaciones para esquiar o andar con snowboard: Portillo, La Parva, El Colorado, Termas de Chillán y Pucón, además de Valle Nevado. Portillo es fronteriza con la región argentina de Mendoza, Termas de Chillán y Pucón están situadas en sendos volcanes al sur del país, los volcanes Chillán y Villarica. La Parva, El Colorado y Valle Nevado comparten enclave en la inmensa cordillera de los Andes, cerca de Santiago de Chile. 

Portillo
 
A un paso de la vecina Argentina, Portillo es la estación de esquí más antigua de América del Sur y una de las más importantes. Aquí se forjó la historia del esquí en el país y fue el centro neurálgico de los pioneros que pasaban largas temporadas incomunicados en esta montaña.
 
No hay ninguna ciudad o pueblo y los propietarios de Portillo han mantenido el resort como un exclusivo centro de esquí, con tan solo un hotel para 450 personas que son prácticamente las únicas que disfrutan de los 45 kilómetros de pistas de la estación.
 
Con un promedio anual de nieve precipitada de nada menos que 7,4 metros, el 80% de los días de sol, un techo de 3.310 metros y gran variedad de andariveles (lo que aquí conocemos como remontes mecánicos), Portillo es el lugar perfecto para desconectar del mundo. Si a las condiciones del centro de esquí le añades infinitas posibilidades de heliboarding (heliski) en los aledaños del Aconcagua, poco más se puede pedir.
 
La Parva
 
A tan sólo medio centenar de kilómetros de la ‘megaurbe’ que es Santiago de Chile, con 7 millones de habitantes y conformada por 37 municipios, nos encontramos con los centros de esquí de La Parva, El Colorado/Farellones y Valle Nevado, también conocidos como los “centros de esquí metropolitanos” y muy visitados por el turismo de Brasil. La conexión entre “los Tres Valles de los Andes”, como también se les denomina, es posible con un ticket conjunto, pero su precio es muy desfasado e invita a ir por separado.
 
A 2.700 metros de altura y sólo 50 kilómetros distantes de la capital chilena, La Parva posee una característica que lo distingue del resto de estaciones: desde su base puede observarse el valle de Santiago en toda su extensión.
 
Dentro del cordón cordillerano Barnechea, constituye junto a El Colorado y Valle Nevado, la mayor superficie esquiable de Sudamérica. Solamente La Parva posee 38 kilómetros distribuidos en 40 extensas y variadas pistas que pueden interconectarse con las de Nevado, mediante un ticket especial. La privilegiada ubicación de La Parva regala pistas soleadas, buenas condiciones de nieve y agradables temperaturas.
 

El Colorado / Farellones

A todos los que les gusta disfrutar de la nieve en familia, la estación de esquí de El Colorado es una buena opción porque cuenta con pistas para todos los niveles. A 39 km de Santiago de Chile, ofrece 50 kilómetros esquiables con 22 andariveles que ascienden a una altitud máxima de 3.333 metros desde donde las vistas son impresionantes.
 
Dispone de 101 pistas para esquiadores noveles, avanzados y para expertos. La pista más larga tiene 4,3 kms y el sector de Farellones es el más indicado para debutantes. El Colorado está abierta -normalmente- de junio a octubre.
 
Farellones es la población más importante antes de llegar a Santiago y donde están situados la mayor parte de los refugios donde se puede dormir a buen precio, en caso de que no tengamos sitio en alguno de los lujosos hoteles de la estación. 
 
Valle Nevado
 
Valle Nevado está situado en la cordillera de los Andes, a unos 50 km de Santiago de Chile. La estación fue inaugurada en 1988 por empresarios franceses, siguiendo los patrones de los resorts invernales de los Alpes, por lo que posee, sin duda, las instalaciones más modernas de la zona.
 
Entre las montañas que rodean el Valle encontramos picos de hasta 5.000 metros de altitud con varios glaciares, de los que destaca el Bismarck (4.700 m) por su proximidad a la estación y por ser una zona donde se accede fácil y rápidamente en helicóptero.
 
Valle Nevado dispone de 40 Km de pistas balizadas, un buen snowpark y hay que reseñar que tiene unas envidiables zonas fuera de pista con excelente nieve virgen y constituye un marco ideal para esquiar, practicar snowboard, heli-ski o backcountry. 
 
ermas de Chillan / Nevados de Chillan
 
“Termas de Chillán” y “Nevados de Chillán” pueden confundir, pero ambos son lo mismo, el lío viene del cambio de nombre que sufrió la estación hace unos años. Para los aficionados a la montaña, la pequeña estación chilena de Nevados de Chillán esun paraíso con bosques que rodean los 35 kilómetros de pistas abiertas y que hacen de cada descenso una experiencia distinta.
 
Con paisajes únicos, naturaleza en estado puro, Termas de Chillán es célebre por todo su extraordinario terreno fuera de pista. Al margen de los deportes de nieve, este centro, abierto todo el año, es famoso por sus instalaciones de aguas termales.
 
Pucón
 
Cuando se habla de esquiar en Chile varias estaciones vienen a la cabeza, pero si quieres paisajes realmente increíbles, la sugerencia es seguir al sur, hacia la pequeña ciudad de Pucón. Distante de la capital y con poco más de 20.000 habitantes, Pucón atrae a muchos visitantes, pero está lejos de ser disputada por el turismo, como sucede en otros lugares de nieve.
 
Por otra parte, el esquí no es el principal atractivo de la ciudad, que llama la atención por el conjunto formado por dos atracciones del mismo nombre: el lago Villarica y el volcán Villarica.
 
La temporada se abre en invierno, de julio a septiembre, cuando la nieve se acumula en la ladera del volcán y posibilita que el Centro de Esquí Pucón funcione en su totalidad.
 
El volcán Villarica es conocido por ser uno de los más activos del mundo, soltando humo todo el año. Su última gran erupción fue en 1984, cuando la ciudad de Pucón necesitó ser vaciada. Afortunadamente la lava no alcanzó la parte urbana.
 
Pucón ofrece 30 kilómetros de pistas para todos los niveles, además de una escuela de esquí orientada a los niños, tiendas y cafetería. De la ladera del volcán, es posible tener una vista privilegiada de los lagos y parques de la región de la Araucanía, que también posee otras increíbles atracciones, como la Trilogía de los Lagos y el Parque Nacional de Conguilio. Lamentablemente el andarivel (remonte) nº5 no está operativo en los últimos años, por lo que resta atractivo al poder acceder con él a las mejores pistas. ( Fuente: Lugares de Nieve)