Estos tres países se suman así a Reino Unido, que ya tenía suspendida la entrada de vuelos. El decreto, que será oficial a partir del sábado, cuando se publicará en el Boletín Oficial, también incluye más controles para los argentinos que regresen del extranjero.

Asimismo, mantiene la prohibición de que entren al país extranjeros con fines turísticos, informa Télam. El Gobierno ha decretado que todos los viajeros que entren al territorio nacional deberán presentar una prueba diagnóstica de COVID-19 antes de abordar el avión.

Tras acceder al país, deberán hacerse otra prueba y a los siete días se someterán a otra, con el costo económico de todas ellas a cuenta del pasajero.

Por otra parte, la ministra de Salud argentina, ha informado de que la Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica (Anmat) ha recomendado a la cartera el uso de emergencia de la vacuna Sinopharm a personas mayores de 60 años.

De esta forma, el inmunizador chino podrá empezar a administrarse a este grupo etario, que está formado por más de 7,3 millones de personas y se sitúa en el tercer lugar de prioridad dentro de la estrategia argentina de inoculación.

Las autoridades sanitarias han confirmado en las últimas 24 horas otros 8.238 contagios, con los que el total de acumulados asciende ya a los 2.278.115 casos.

También en la última jornada han registrado la muerte de 146 personas a causa del coronavirus, siendo 55.092 los pacientes que han muerto por la COVID-19 y 2.056.472 los recuperados.

En cuanto al porcentaje de ocupación de las camas de unidades de cuidados intensivos, a nivel nacional se sitúa en el 53, 9%, con 3.585 hospitalizaciones, y en el Área Metropolitana de Buenos Aires en el 57,8%. (Fuente: EuropaPress)