Canal Brasil

Con acuerdo entre México y Brasil crecerán inversiones y exportaciones.

Brasil y México concluyeron la segunda ronda de negociaciones bilaterales para la ampliación y profundización del Acuerdo de Complementación Económica 53 , que completa unos convenios de cooperación bilateral firmados en mayo del 2015.

Con el nuevo acuerdo, las dos potencias de América Latina ampliarán aún más las exportaciones mutuas y esperan atraer más inversiones.

Representantes de los dos países subrayaron hoy la importancia de profundizar la relación comercial y las inversiones entre las dos mayores economías de América Latina.

En declaraciones conjuntas, los negociadores destacaron el compromiso de las dos partes con un diálogo franco, abierto y constructivo, que facilite las discusiones y contribuya a obtener un acuerdo amplio, en beneficio de los sectores productivos de los dos países.

Ambas partes consiguieron en las negociaciones los avances sobre el acceso a mercados y las reglas de origen, así como textos sobre la facilitación del comercio, servicios e inversiones, medidas sanitarias y fitosanitarias, compras gubernamentales, barreras técnicas al comercio, propiedad intelectual, coherencia regulatoria, y especialmente, en los capítulos de política de concurrencia de defensa comercial.

México constituye un socio fundamental para Brasil en América Latina y el Caribe, con intercambio comercial de cerca de 8.000 millones de dólares en 2015. Además, México ha ascendido a la novena posición entre los mayores importadores de productos brasileños, superando a Italia, Corea del Sur, Reino Unido y Rusia.

En mayo de 2015, durante su primera visita de Estado a México, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, firmó con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, una serie de acuerdos sobre comercio, turismo y medio ambiente, con el objetivo de fortalecer la cooperación bilateral.

Con estos pactos las dos mayores economías latinoamericanas dieron "un salto cualitativo" en sus relaciones bilaterales, según juzgó el mandatario mexicano en aquella ocasión.

Los 2.658 millones de kilos de mercancías brasileñas adquiridas por México el año pasado son un reflejo de la aproximación entre los dos países, que comenzó hace poco menos de un año.

El ACE 53, tratado que aspira a mejorar el intercambio entre México y Brasil, fue definido por la Renata Amaral, consultora en relaciones internacionales de la compañía Barral M Jorge, como "la negociación más prometedora" de la cual forma parte actualmente.

"Fueron montados grupos de trabajo en México y en Brasil que están esforzándose por reducir las barreras tributarias y mejorar el flujo de comercio. Con eso, debe acontecer un aumento de exportaciones este año", comentó Amaral, quien auguró una evolución en las ventas de los productos manufacturados en 2016.

El año pasado, 3.303 millones de dólares de las ventas fueron obtenidos con productos semimanufacturados y manufacturados, en tanto que las materias primas generaron solo 281 millones de dólares.

Para el coordinador del curso de economía de la Fundación Armando Alvares Penteado (FAAP), Paulo Dutra, la venta de productos industrializados hacia México es extremadamente importante para la economía brasileña.

El profesor afirmó que el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del que participa México, puede dañar las negociaciones. "Brasil podría ser substituido por algún otro miembro del TPP, como Estados Unidos o Japón", apuntó.

Dutra también destacó la importancia de la devaluación del real, moneda brasileña, para el aumento de las ventas a México. "El precio de nuestros productos complicaba la importación mexicana hasta hace poco. Pero con la desvalorización, productos brasileños podrían substituir otros que eran comprados por México de diferentes países", señaló.

Según Amaral, el aumento de los intercambios comerciales se ha visto reforzado principalmente por la industria automovilística brasileña, que está interesada en el mercado mexicano, la segunda mayor economía latinoamericana. El año pasado, coches y piezas para automóviles aparecieron entre los productos más vendidos a México.

A pesar del crecimiento en volumen exportador, se registró una leve recesión en la renta total de las exportaciones (-2 por ciento), debido a la caída global de los precios de diversos productos. El año pasado, productores y empresarios brasileños recibieron 3.588 millones por sus ventas al mercado mexicano, por unos 3.669 millones en 2014.

Además, las inversiones directas en Brasil con la participación de capital mexicano aumentaron un 358 por ciento, llegando a unos 573 millones de dólares el año pasado, según datos del Banco Central de Brasil. Con el alza, los mexicanos pasaron a formar parte de la lista de los 20 países que más inviertan en Brasil.

Según Dutra, la desvaluación cambiaria también fue un factor de este aumento, ya que dejó más accesibles los activos brasileños. (Fuente: XinhuaNet)