Sun12052021

Last updateWed, 21 Jul 2021 1pm

Font Size

SCREEN

Layout

Cpanel
Back Multilatinas > Brasil: Coca-Cola Andina se reestructura en el país.

Multilatinas

Brasil: Coca-Cola Andina se reestructura en el país.

La embotelladora cerró su planta de Vitoria en Brasil, porque el valor de producir en sus instalaciones de Rio de Janeiro y de Riberao Preto era menor, compensando así los mayores fletes de transferencia que deberán pagar. 

El foco continuo en la segmentación de las estrategias comerciales para adecuarlas a cada tipo de cliente y la disponibilidad del portafolio adecuado de productos y empaques en cada punto de venta, han sido claves, según el vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola Andina, Miguel Ángel Peirano, “en este período en que la situación macroeconómica en los países que operamos continúa siendo débil. Esto nos ha permitido mostrar ganancias de participación de mercado en Argentina, Brasil y Paraguay”.

Por otra parte, en línea con su estrategia de racionalización en el uso de los recursos, durante el segundo trimestre la empresa cerró su planta de Vitoria en Brasil, reorganizando industrialmente su operación en dicho país. “El racional detrás del cierre de la planta está dado porque el costo de producción en nuestras plantas de Rio de Janeiro y de Riberao Preto era menor que el costo de producción en Vitoria, y esto más que compensa los mayores fletes de transferencia que tendremos que pagar producto de la centralización de la producción”. 

El ejecutivo indicó que esta reorganización contempló la transferencia de la línea de Pet que tenían en Vitoria a Riberao Preto, lo que permitirá comenzar la producción de agua mineral en dicha localidad. “De esta forma, se garantiza el abastecimiento de la operación de Coca‐Cola Andina Brasil en agua mineral, hasta que nuestra nueva planta en Duque de Caxias entre en funcionamiento. Adicionalmente, estamos abasteciendo desde Riberao Preto la zona de Espíritu Santo con botellas retornables de 1 litro de vidrio, lo que nos permite atender el mercado de mejor forma, segmentando a nuestros clientes y ofreciéndoles una propuesta de valor atractiva”.

Mirando hacia el futuro, de acuerdo a Peirano, “el estricto control de costos y gastos nos permitirá mantenernos en la senda de creación de valor para nuestros clientes, consumidores, colaboradores y accionistas.

Durante el segundo trimestre, el volumen de ventas consolidado de la firma fue 168,6 millones de cajas unitarias, lo que representó una reducción de 6,7% respecto a igual período de 2015, explicado por una contracción en Argentina, Brasil y Chile. 

Los volúmenes de venta de la compañía se vieron impactados por factores macroeconómicos que están afectando negativamente a las economías de los países donde opera la firma y que golpean el consumo, especialmente en Brasil y por condiciones climáticas poco favorables en los casos de Argentina y Chile. 

Sin perjuicio de lo anterior, Coca-Cola Andina mostró ganancias de participación de mercado en sus franquicias en Argentina, Brasil y Paraguay. (Fuente: Estrategia)