La empresa ha explicado que estas previsiones se enmarcan en un escenario de crecimiento en el mercado global de cosméticos, fragancias y productos de cuidado personal, una mayor penetración de las ventas 'online' e inversiones en digitalización, innovación de productos y expansión geográfica.

Las proyecciones también cuentan con la transformación de Avon en el plano internacional, a través de un nuevo modelo comercial y la digitalización del negocio, con el objetivo de rejuvenecer la marca adquirida en 2020.

Asimismo, Natura prevé invertir en torno a US$ 163 millones en costes operativos de Avon entre 2021 y 2024. Al mismo tiempo, espera obtener hasta 2024 entre US$ 350 millones y US$ 450 millones en posibles sinergias operativas entra Natura y Avon, a través de la optimización de costes en materias primas, publicidad o funciones administrativas.

Dichas estimaciones no incluyen los gastos correspondientes a implementar estas iniciativas, que podrían rondar los US$ 230 millones hasta 2024. (Fuente: EuropaPress)